La casa, la calle y el laberinto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3816 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 21 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La casa, la calle y el laberinto en Sobre héroes y tumbas

María Valentina Flórez López

Estudios Literarios
Universidad Nacional de Colombia

Peut-être s’occuperait-on en suite du reste, on me decapiterai,
par exemple, et je n’aurais plus peur de mourir, je serais sauvé.
Au-dessus du peuple assamblé, vous élèveriez alors
ma tête encore fraîche, pour qu’ils s’y reconnaissent
et qu’ànouveau je les domine, exemplaire. Tout serait
consommé, j’aurais achevé, ni vu ni connu, ma carrière
de faux prophète qui crie dans le désert et refuse d’en sortir.
La chute
Albert Camus

La novela Sobre héroes y tumbas de Ernesto Sabato, está cargada de una importante influencia de las corrientes existencialistas que se difundieron a partir de la posguerra. Sus personajes son individuosque se enfrentan a la búsqueda por el sentido y que, desde allí, experimentan la vida de una manera trágica.

Los escenarios que aparecen en el relato tienen una relación directa con respecto a la caracterización de cada personaje. La casa de los Olmos, la calle y la casa de la ciega, permiten construir este tipo de vinculación. La casa en el barrio de Barracas es el territorio de Alejandra, dela misma manera que la calle es el lugar donde Martín ordena sus ideas. Fernando investiga la secta de los ciegos y al final del laberinto encuentra a Alejandra y con ella su muerte, como el Minotauro encuentra en Teseo su liberador. La propuesta de este ejercicio de lectura parte de la pregunta sobre esta serie de relaciones entre los espacios y los individuos. A su vez, la manera como estosespacios abren distintos tiempos, dentro la memoria que les pertenece, permite superponer las historias y observar otros vínculos entre los personajes.

El nivel de lo privado. La casa de los Olmos

El primer escenario que me interesa recordar es el de la casa de Alejandra. Aquí se abren dos posibilidades temporales; en primer lugar la historia de “la princesa y el dragón” refiere el tiempo máscercano de la incineración de la casa, en tanto que el relato de Bruno, en la IV parte, nos remite a la infancia de Fernando (cuando Alejandra todavía no aparece dentro de la familia), de manera que el lector puede reconstruir los personajes desde otra perspectiva importante. Ahora bien, uno podría pensar que existe un tercer espacio temporal, me refiero a los acontecimientos que nos son relatadoscon respecto a la tía Escolástica y a través de los cuales, si bien quien se enfrenta al texto no accede ampliamente a la realidad de esta época, reconoce que dicho rompimiento, con el avance del tiempo, se convierte en parte fundamental para la configuración y particularización de la casa de los Olmos.

He planteado solamente dos cortes de tiempo, porque considero que aquella suspensión de larealidad, en la cual se refugió la tía, así como la historia de la legión, en la que se refugió el bisabuelo Pancho, resultan más interesantes en cuanto contrastan como trasgresiones (es decir, en tanto están fuera de tiempo), que siendo consideradas en su momento presente. En otras palabras, la idea del abuelo Pancho rememorando las aventuras y heroicidades de la legión, me interesa precisamentecomo el ejercicio de la memoria que, permite una conjunción de tiempos y, por lo tanto, un nivel de contraste bastante relevante. En esta medida, esta tercera perspectiva de tiempo aparece en cuanto los otros dos cortes le abren espacio y le cargan de sentido.

“La casa era viejísima, sus ventanas daban hacia la galería y aún conservaban sus rejas coloniales; las grandes baldosas eran seguramentede aquel tiempo, pues se sentían hundidas, gastadas y rotas.
Se oyó un clarinete: una frase sin estructura musical, lánguida desarticulada y obsesiva.” (Sabato, 54).

En este fragmento el lector puede reconocer la primera descripción de la casa de los Olmos. Desde aquí varios elementos importantes se anuncian. La antigüedad de la casa no es una característica abstracta, la presencia de las...
tracking img