La dimension individual.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1084 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿COMO SURGE HISTORICAMENTE LA DIMENSION INDIVIDUAL Y EL PRINCIPIO DE INDIVIDUACION EN EL SUJETO MODERNO?
(LECTURAS DE: GEORGE DUBY Y JEAN PIERRE - VERNANT)

INTRODUCCION

La lectura nos permite conocer históricamente el origen del individualismo, revisar bien a fondo los conceptos que en la época feudal se manejaban respecto a la reflexión, el aislamiento, para entender finalmente laafirmación que menciona” del porque de los procedimientos de regulación moral se trasladaban hacia el interior del ser, a un espacio privado que ya no tiene nada que ver con lo comunitario”.

1. LA EMERGENCIA DEL INDIVIDUO.

Durante la época feudal, en efecto, jamás se había previsto en el interior de las grandes mansiones un lugar para la intimidad individual, como no fuese ese breve instante delfallecimiento. De este modo en la sociedad feudal, el espacio privado aparecía en realidad desdoblado, constituido por dos áreas distintas, una fija, en torno al hogar, cerrada; la otra desplazándose hacia el espacio publico, no menos coherente, presentando en su seno las mismas jerarquías, reunida por los mismos procedimientos de control. Dentro de esta célula móvil la paz y el orden se mantienende la misma manera, en virtud de un poder de la misma naturaleza, cuyo poder consistía en organizar la defensa contra las agresiones del poder público. Este poder retenía y encerraba en su interior a los individuos sometiéndolos a la disciplina común.

Si para ese instante vida privada significaba secreto, ese secreto, necesariamente compartido por todos los miembros de la familia, era frágil yse regaba con rapidez. Si vida privada significaba independencia; semejante independencia era su vez colectiva. Cabria la pregunta ¿si podría prosperar en el seno de lo privado colectivo un elemento privado personal?

La sociedad feudal era compacta a tal punto que cualquier individuo que aspiraba a desprenderse de su estricta y abundantisima convivialidad, para aislarse a erigir en torno asu propia clausura era tildado de extraño, merecedor de entrar en sospecha o admiración. En efecto, quien se colocaba al margen así no quisiera hacer el mal era empujado a su pesar a hacerlo inevitablemente, en virtud de su propio asilamiento que lo convertía en mas vulnerable a los ataques del enemigo. De este modo solo se exponían a tal cosa los desarraigados, los locos; andar errante en lasoledad era, según la opinión común, uno de los síntomas de la locura.

A lo largo del siglo XII se multiplican los signos evidentes de las conquistas de una autonomía personal, o sea cuando se acelera la decontraccion de la economía, al mismo tiempo mientras que la vida penetra el rostro de las estatuas-columnas, entre los sabios que meditan sobre el texto de la escritura, toma cuerpo la idea deque la salvación no es algo que se alcance por la sola participación en determinados ritos, si no que ha de “ganarse” mediante una transformación de si mismo. Vemos aquí una invitación a la introspección a la exploración de la propia conciencia, ya que el pecado no parece que resida en el acto mismo si no en la intención, que es lo que se considera que se agazapa en la intimidad del alma.

Vemospues el surgimiento o florecimiento a partir de este siglo de la autobiografía las cuales afirman la autonomía de la persona, dueña de sus propios recuerdos. El Yo reivindica una identidad en el seno del grupo, el derecho de poseer un secreto, distinto del secreto colectivo. Sin duda alguna, la sociedad cortes, lo mismo que la sociedad monástica, atribuía un valor cada vez mayor a la experienciaindividual y le proporcionaba los medios de desarrollarse.

La escritura privada o sobre lo privado introduce indudablemente, cuando se multiplican los testimonios, una profunda mutación en la actitud de lo individuos frente a los grupos familiares y sociales a los que pertenecen. Pero no saquemos la consecuencia de que la conciencia de si mismo, el placer y la defensa de lo privado no existían...
tracking img