La etica discursiva de habermas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4829 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ética del discurso: el impulso comunicativo de Habermas
Desde hace ya poco menos de un siglo, la lucha por descifrar como entender la normativa moral para una mejor convivencia social ha pasado a ser un tema importante dentro de la delimitación de lo moderno y lo post – moderno. Esta situación que se ve en la superación de la modernidad y su racionalismo requiere de una observación rigurosa parael alcance ético y deontológico. En una lucha por lo instintivo y lo racional, habermas ve reflejada una moral cognoscitivista, desprendida de los preceptos de Kant y su ética formal. Este presente ensayo resaltará la importancia del imperativo categórico dentro de la ética del discurso como la argumentación de lo moral y la acción comunicativa que parte de la racionalidad, legado de lamodernidad que se intenta superar mediante la complementación de los significados morales de Kant y las conjeturas hegelianas. Para Habermas, Kant es fundamental en la medida que trata de la universalidad de la moral, esto porque, está seguro de que tienen que existir normas que no rijan solo a nivel cultural, sino que sean principios universales y estén consensuadas a nivel mundial por todas las culturasexistentes. Para ello Habermas se dio cuenta de que la ética kantiana encerraba algunos vacíos que logró demostrar con los argumentos hegelianos, tales como1: A la conjetura de Hegel en contra del formalismo de la ética de kant: “como el imperativo categórico exige abstraer de todo contenido determinado de las máximas de acción y de los deberes, la aplicación de ese principio moral no tiene másremedio que conducir a juicios tautológicos”. Sabemos pues que los juicios tautológicos dentro de la acción moral son imposibles ya que la dinámica cultural dentro de la sociedad ejerce máximas de acción y deberes distintos. Sería más fácil trabajar con juicios meramente

1

Habermas Jurgen (1981) “Aclaraciones a la ética del discurso”, editorial Taurus. Pág. 34 – 35.

tautológicos que noprocedan a refutaciones, pero un juicio a pesar de poseer racionalidad no logra tener la ansiada tautología. A la conjetura de Hegel en contra del universalismo abstracto de la ética de kant: “como el imperativo categórico exige separar lo universal de lo particular, los juicios válidos conforme a tal principio tienen que resultar insensibles a la naturaleza particular y al contexto del problema queen cada caso se pretende solucionar y, por ende, permanecer externos al caso particular”. Es pues, una clara razón por la que se tiene que reconocer los juicios morales que están sujetos a un determinado contexto, limitado de tiempo y circunstancialmente finito, en donde el robar puede ser una necesidad. El juego de las excepciones en la moral hace que esta se debilite y sea relativa, más ni conel propio imperativo categórico se decide que hacer con los casos particulares. A la conjetura de Hegel en contra de la impotencia del simple deber: “como el imperativo categórico exige una rigurosa separación entre el ser y el deber-ser, ese principio moral no puede ofrecer indicación alguna acerca de cómo poner por obra las ideas morales” Las ideas morales necesitan tender una relación entre loque “es” y lo que “debe ser”, esto no como relación causa y consecuencia sino como lógica de planteamientos en donde la argumentación de lo que “deber ser” debe de partir de lo que “es”, lo real, lo propio. En este caso Hegel y Kant se dieron cuenta que el imperativo categórico a pesar de regir universalmente tiene limitaciones aplicativas muy notorias en lo práctico.

A la objeción de Hegelcontra el terrorismo de la pura intención: “como el imperativo categórico establece un corte entre las exigencias puras de la razón práctica y el proceso de formación del espíritu y las concreciones históricas de ese proceso, no puede menos de sugerir a los abogados de una visión moralizante del mundo una política que se pone por meta la realización de la razón y que, por motivo de la consecución...
tracking img