La revolucion mexicana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4859 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA REVOLUCION MEXICANA.
La revolución mexicana como todo hecho histórico es variable y con el paso del tiempo y compleja en su organización y desarrollo. Surge como una protesta de tono eminente político frente al régimen porfiriano, pero quienes van participando en ella, quienes van haciéndola, le imprimen la huella de sus ideas, de sus interese, de sus inspiraciones.
En 1910 Porfirio Díaz sehizo reelegir presidente de México por sexta vez consecutiva. Casi 30 años de un poder siempre en aumento pero poco renovado, en sus hombres y en sus métodos, había desembocado en la paradoja de un presente de fuerza incontestable y, al mismo tiempo, de una eminente comunidad. Nada ni nadie parecía capaz de discutir el porfiriato, ni menos aun de sustituirlo, pero sobre él se cernía ya la amenazade su evidente envejecimiento, de la cada día ya cercana posibilidad de la muerte del caudillo efectivamente, en el momento de la que había ser la última reelección, el general día contaba 80 años de edad.
Por todo eso desde 1904 había surgido en la vida mexicana el problema de quien sustituiría al Presidente. Pero Díaz no lo resolvió la prolongación del tiempo de su próximo periodo de gobiernode 4 a 6 años, mediatizaba el asunto, no lo liquidaban.
En 1908, ante el periodista norteamericano Creelman, el Presidente Díaz, explicándose así mismo, se miraba como el último de los hombres necesarios en la historia de historia de México. Su larga permanencia en el poder y la forma rigurosa como casi siempre lo ejerció, habían sido capaces de operar un cambio esencial en la organizaciónpolítica y social.
Afirmaba haber acortado, hasta casi desaparecerla, la distancia que hubo entre una ley constitucional avanzada y un pueblo sin educación política. Díaz pensaba entonces que su sucesor legitimo, el único posible, debería surgir de la organización de los mexicanos en verdaderos partidos político de la lucha electoral libre y abierta. El pueblo mexicano dijo en ese entonces Porfirio Díazestaba apto para la democracia.
Muchos creyeron las palabras del presidente; se produjo así un clima de verdadero debate, desconocido en el país desde hacía mucho tiempo.
Numerosos publicistas y políticos opinaron pronto, sin embargo, se perfilarían dos claras corrientes de ideas. Los voceros de quienes, poseyendo fuerza social y económica, habían carecido hasta ese momento de poder político yesperaban ser los herederos naturales del porfiriato, postulaban como paso siguiente al mal gobierno personal de Díaz y previo democrático una especie de oligarquía de corte intelectual y muy el estilo de la época científica. Otros, atenido a un liberalismo ortodoxo en cuya base estaba la creencia en la capacidad innata de todos los pueblos para la vida democrática, pensaban que el mexicano,ejerciendo su libertad electoral, llevaría al poder a quien debiera y mereciera gobernarlo.
En esta última línea de pensamiento estaba un hombre de claras y sostenidas preocupaciones políticas: Francisco I. Madero, quien en 1908 publica un libro: La sucesión presidencial de 1910 pero se dio, además un hecho importante. Por razones de fondo Madero y Díaz coincidían a su vez. Ambos pensaban que Méxicotenía ya una verdadera y numerosa clase media capaz de asumir conscientemente sus responsabilidades políticas. Como no podía ser de otro modo Madero, tomando como medida su propia perspectiva social, concluía que el pueblo Mexicano estaba apto para la democracia. Por lo tanto lo invitaba a organizarse en partidos para iniciar una autentica vida institucional. Este era el único modo de garantizar laverdadera paz y la continuidad de la obra de gobierno sin peligros como los que acechaban entonces al país porque decía Madero si los hombres son perecederos, las instituciones, en cambio, son inmortales.
Sin embargo, en un rasgo de realismo conciliador y pensando sin duda que una ruptura total del sistema político nacional no sería fácil, Madero proponía que el hombre a elegir de inmediato...
tracking img