La sombra del caudillo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2077 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA SOMBRA DEL CAUDILLO
LIBRO PRIMERO. PODER Y JUVENTUD
En el interior del cadillac del general Ignacio Aguirre conversaban los jóvenes políticos de México, el general Aguirre, ministro de guerra y su inseparable, insustituible e intimo amigo: el diputado Axkaná. Al momento de que se detuvo el auto ambos redujeron a conclusiones breves el tema de su charla. Y quedaron de verse en la noche, peroal bajarse del cadillac Axkaná le dijo q no se le cumpliría lo de conquistar a Rosario y Aguirre le dio su palabra de que Rosario andaría con el sin poner mucho de su parte.
El Ajusco es muy importante para ellos por que aquí fue donde por primera vez el joven ministro de guerra se atrevió a pedirle que fuese su novia, aun sabiendo que ella era casada, y Rosario en vez de respondercorrespondidamente, le hizo saber el gran descaro que había cometido con aquella pregunta. Pero el general Aguirre en vez de sentirse mal, le dijo que se sentía mejor siendo solamente amigos, por que mientras fueran amigos de esa manera tan exquisita, el ser novios no añadiría algo mas.
De pronto se detuvo el cadillac y salto al interior Remigio Tarabana el segundo de sus dos mejores amigos. Y ahora si yaestando los tres amigos. El cadillac emprendió su marcha, rebaso el jardincillo de Guardiola y a la ancha incitación de la avenida Juárez, sacudía su andar soñoliento, se echaba a correr.
El grupo de políticos que ese día había invitado a Ignacio Aguirre a comer en el Restaurante de Chapultepec recibió a su huésped con salutación poco menos que estruendosa. Ya que sabia darse a desear para que suprestigio creciera, hizo que sus admiradores y partidarios lo aguardasen esa vez mas de una horra. Y entonces ellos extremaron las manifestaciones del entusiasmo al ver que al fin se presentaba el joven ministro de guerra.
LIBRO SEGUNDO. AGUIRRE Y JIMÉNEZ
Un día Aguirre fue a buscar al Caudillo para ofrecerle una disculpa. Además trató de demostrarle que a él no le importaba la presidencia lo cualel Caudillo no le creyó.
Después se fue para casa de Rosario, para sentirse mejor después de la discusión que tuvo con el Caudillo.
Aguirre mandó buscar a Axkaná para contarle sobre su plática con el Caudillo. Axkaná vio muy triste a Aguirre ya que el Caudillo no le había creído y por chismes que le habían llegado. Para Axkaná esto era algo muy lógico y fue por eso que no comprendió porqueAguirre se puso así. Él estaba de acuerdo con el caudillo de que la amistad y la política no van de la mano. El Caudillo apoyaba a Hilario y no había nada más que hacer, excepto hablar con Hilario.
Y así fue habló con Hilario y le dijo que a él no le importaba la presidencia, él tampoco le creyó del todo así que le pidió que se lo demostrara por medio de quitar a Reyes del mando de las tropas dePuebla y poner en su lugar a quien Hilario quisiera. Con esto Hilario quería que este Reyes supiera que Aguirre estaba de acuerdo y además que el Partido Progresista lo proclamara rápido y si no que lo dejara a Axkaná. Esto a Aguirre no le pareció ya que sería como entregar a sus amigos, le dijo que renunciaría a la Secretaría de Guerra pero sería lo único y Jiménez no acepto.
LIBRO TERCERO. CATARINOIBÁÑEZ
La gente comenzó a desconcertarse por si Aguirre aceptaba la presidencia a o no. Esto se manifestó con que muchos diputados se volvieron hilaristas. Olivier al ver lo sucedido planeo y comentó con Agustín Domínguez, Eduardo Correa, y Catarino Ibáñez, cambiar de candidato a Hilario, pero Hilario tenía que aceptar a cuatro cosas: 2/3 del total de curules del futuro congreso, el control delos poderes locales y municipales, el ayuntamiento de la ciudad de México, y la mitad de las carteras del futuro gabinete.
E Hilario aceptó y se realizó una convención para dar a conocer al candidato, sin embargo después se arrepintió y dijeron que todavía no había candidato.
Después se realizó un meeting, por Catarino y Olivier, en favor de Hilario, Axkaná se coló a este para oír lo que se...
tracking img