La vida en las aulas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (698 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA VIDA EN LAS AULAS
“Los afanes cotidianos”
Para ser sincera, éste capítulo escrito por Philip W. Jackson movió en mi muchos recuerdos atrincherados en el pasado, y es que cada situación descritadentro del mismo, refleja el todavía problema educativo que se ve en las aulas primarias.
Desgraciadamente, la educación sigue siendo tan mecanizada, que provoca en la mayoría de los estudiantesla apatía educativa, realmente no los culpo puesto que yo estuve en ese lugar, sintiendo el mismo sentimiento, ese desanimo por ir a la escuela, puesto que todo el proceso educativo era tan cíclico yrepetitivo, realmente ya todos íbamos a la escuela ya con la idea de lo que se iba a realizar en la misma , ya que todo era tan rutinario, ya que un solo maestro era el que se encargaba de la enseñanzade todas las materias.
Dentro del escrito hecho por Philip W. Jackson, se encuentra una comparación hecha de la escuela con la iglesia, y tienen mucho en común, y aunque soy católica de huesocolorado tengo que reconocer que pues la formación recibida dentro de las dos instituciones es monótona y repetitiva, claro aunque son instituciones muy diferentes se asemejan en eso.
Por otro lado ypasando a otro punto, un aspecto que me parece caótico para el estudiante de primaria como lo era para mí, es que se pase de una materia a otra de un momento a otro, considero que al alumno le resultadifícil el terminar una tarea específica y comenzar con otra que no tiene ninguna relación con la que se reviso anteriormente.
También en mis vagos recuerdos se encuentra la figura de un maestroestricto, castigador y reproduccioncita, realmente la batuta le correspondía a él, y nosotros los alumnos solo teníamos que limitarnos a obedecer, a esperar nuestro turno de toda acción, dirigida por elmaestro, y bueno realmente considero que es muy difícil que esta visión llegue a desaparecer ya que dentro de la propia aula, hay signos que marcan el poder del maestro: ejemplo El escritorio y la...
tracking img