Lectura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3348 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 27 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

¿Por qué los jóvenes leen mal?
Por CARLOS SÁNCHEZ LOZANO∗ “Lo que me maravilla de los libros que me gustan es que me abren puertas, me muestran rincones que yo no conocía de mí o que tenía miedo de explorar. Y es que es bueno ser capaz de abrir las propias puertas”. Antonio Lobo Antunes, escritor portugués

¿Por qué le alarma a una sociedad que sus jóvenes no lean? En la encuesta sobrehábitos lectores y consumo de libros en Colombia (Fundalectura, Cerlalc, Cámara Colombiana del Libro, 2001) los jóvenes no aparecen como buenos lectores. La gran mayoría aparece en la franja de los “no lectores habituales” (21%). Y su consumo de libros por año genera preocupación: 1 libro/ año (que incluso puede ser el texto escolar). Las respuestas “No me gustan”, “No los entiendo”, “Prefiero gastarel tiempo libre oyendo música”, son recurrentes en la franja 12-17 años. La tendencia según la cual leen incluso más los niños que los jóvenes aparece no solo en Colombia sino en gran parte de países europeos. Un estudio de 2003 en España concluye: “Es evidente la preocupación por la tendencia a la baja de los índices de lectura de libros, especialmente entre la población más joven”. En laEncuesta Nacional de Cultura de Colombia (2002), sin embargo, de parte de los jóvenes encuestados, hay una actitud prospectiva que es positiva: “Nos gustaría leer más”.



Editor, crítico literario y docente. Su último libro es Interpretación textual: la enseñanza de la comprensión lectora a niños y niñas de primaria (2003). Correo electrónico: csanchez@cerlalc.org

2 En consecuencia no podemos–a veces se hace- hablar de un franco distanciamiento de los jóvenes hacia los libros ni concluir que la cultura audiovisual o internet los atrapó volviéndolos alfabetos funcionales, dominados por las nuevas tecnologías. “Autistas, ignorantes y ciegos”, según los definiera en un acre comentario un novelista francés. En nuestro medio, a diferencia del español, por citar un caso europeo, no haypolíticas públicas que estimulen la circulación ni promoción de los libros y el sistema escolar no es particularmente el espacio propicio para generar en los adolescentes acercamiento o construcción del hábito lector. Muchas escuelas y colegios carecen de libros, de biblioteca, de bibliotecario, de docentes lectores habituales. El hogar tampoco es el lugar de origen de una actitud lectora. Según laencuesta citada al comienzo, el 85 por ciento de los colombianos, tienen menos de 5 libros en su casa: la mayoría textos escolares, libros de referencia, atlas, libros de colección o libros viejos. Apenas hasta hace dos años, el Plan Nacional del Libro y Bibliotecas, promovido por la Presidencia de la República y el Ministerio de Cultura, empezó a dotar las bibliotecas municipales, pero incluso todosestos esfuerzos parecen insuficientes para enfrentar la cruda realidad: el nuestro no es un país lector. Y en el caso de los adolescentes es todavía más claro el diagnóstico: nadie, o a casi nadie, le importa su construcción como lectores. Si bien no contamos con un estudio confiable que nos ayude a entender la actitud de los adolescentes frente a la lectura (otro vacío: no hay investigaciónacadémica o empírica sobre el tema), nos toca, forzosamente, lanzarnos al campo de las

3 inferencias e intentar escribir un perfil ideal de nuestros chicos y chicas como lectores. Hay algunas conclusiones –netamente provisionales- que se pueden sacar (espero no ser tan atrevido): • Los jóvenes sí leen y escriben. Que no muestren interés hacia lo que el sistema escolar exige escribir y leer, es otroasunto. • Los jóvenes carecen de espacios de diálogo y de información

(publicaciones, programas de radio de televisión, internet, etc.) para hablar con los adultos o con sus pares sobre libros escritos para su franja. • El medio escolar, muchos profesores, con su actitud enfermiza de obligar a leer “los clásicos” están fomentando animadversión hacia los libros y la lectura. • Es necesario...
tracking img