Lecturas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5015 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1.-El Cuauhixti
(árbol de los ojos)
Otomí

Allá en las estribaciones de la Sierra Gorda, donde la corriente del río Xichú se hace suave, existe un pueblo con raíces profundas de limpio origen prehispánico.
Aquel pueblo pegado a la roca y al río hace siglos era gobernado por un cacíque llamado Chuin -Pájaro Azul- el cual estaba casado con la bella Andonei -Flor- , hija única de un famosoguerrero otomí llamado Anyeh -Lluvia-.
Chuin y los habitantes de Xichú se consideraban protegidos por los dioses, ya que todo era felicidad y abundancia en el poblado.
Mas un día llegó hasta ellos un sajoo -hechicero- quien al contemplar la bella juventud de Adonei, brillándole los ojos misteriosamente, profetizó:
-¡Qué bella es la flor del valle, y qué feliz su poseedor; pero no tardará el día enque el río tragará su vida y entonces será todo lloro y aflicción en este pueblo.
Andoneí, asustada, buscó los ojos febriles del agorero, preguntándole:
-Sajoo ¿puedes decirme cuál será la causa de mi próxima muerte?
-De lejos vendrá un hermoso guerrero que te embrujará con la mirada de sus ojos.Por él despreciarás el amor puro de tu esposo.Todo lo olvidarás; todo lo abandonarás por seguir trássus ojos brujos que te causarán la muerte.
Cuando el cacique Chuin supo del agüero del sajoo montó en cólera, ordenando al instante que fuera arrojado del pueblo el viejo hechicero y abandonado en lo más intrincado del bosque, en espera de que las fieras lo despedazaran.
Y las órdenes del cacique fueron cumplidas.El viejo sajoo, al quedar libre de sus verdugos, después de emitir una horriblecarcajada, gritó con voz estentórea:
-El guerrero Chuin no tendrá simiente de amor, porque el río se la llevará- y volviendo a reir sarcásticamente, desapareció.
Pasó el tiempo y ya nadie se acordaba de las amenazas del sajoo, cuando de las montañas cubiertas de bosques llegó un aguerrido guerrero tenochca, seguido de un gran séquito.
El cacique Chuin salió a recibirlo con todos los honores quecorrespondía a un embajador del emperador Moctezuma Ilhuicamina.Más cuando el señor Xichú llego frente al desconocido, inexplicablemente el cielo azul y transparente fue surcado por infinidad de rayos cuyos espantosos truenos produjeron pavor en los habitantes del poblado, que terriblemente sobrecogidos de terror contemplaban aquel fenómeno durante el cual, a pesar de la gran cantidad de rayos ytruenos, sobre la tierra no caía ni una sola gota de agua.
El desconocido guerrero, recibio de acuerdo a su alto cargo de Tlacatécatl o general del emperador Moctezuma Ilhuicamina -Flechador del Cielo- llamado Coyoltótotl -Gorrión Panalero- iba paso, camino de Tenochtitlán, por lo que pedía hospitalidad hasta que el cansancio desapareciera de él y sus guerreros.
El cacique Chuin trató a su huéspedcon toda clase de miramientos, por lo que la bella Andoeni se vio en la necesidad de agasajar a tan noble guerrero.
Coyoltótotl era aguerrido, hermoso y delicado en su trato; pero la belleza de sus ojos color de miel, tenía algo maléfico.
Cuando miraba intensamente, había en sus ojos un sortilegio que subyugaba hasta el grado de sentir deseos de obedecer ciegamente el misterioso mandato de susojos.
Chuin se alarmó mucho cuando un día sorprendió ala palidez y el ofuscamiento de de su esposa ante la enigmática mirada del guerrero mexica.
Pasaron los días, y un amanecer Andonei decidió ir a bañarse al río como lo hacía frecuentemente, ya que su esposa había ordenado se le acondicionara en un recodo de la ribera un refugio inviolable, allí donde la corriente era suave y tranquila y lavegetación exuberante proporcionaba un recatado albergue.
Cuando la joven iba a disfrutar de su deleite manantial, le salió al paso Coyoltótotl el cual miró intensamente las pupilas serenas de Anonei quien al instante se sintió paralizada y alucinada.
Coyoltótotl avanzó lentamente hasta quedar tan cerca de la bella esposa del guerrero Chuin que podía escuchar el latido de su inquieto corazón....
tracking img