Libros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2386 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Chang Fu-Yen y el juez sabio
Hace mucho tiempo, vivía en las colinas del norte de China un hombre que se llamaba Chang Fu-Yen. Y como la mayoría de los chinos de esa época eran muy pobres, su única forma de sostenerse y vivir, era lo que producía en su pequeño terreno.
Un año, Chang Fu-Yen, planto ajo en su diminuto terreno, y como no tenía nada más en su propiedad, cuido muy especialmente cadaplanta de ese terreno que tenía. Ni la más diminuta de las malas hierbas creció en el campo de Chang Cuando su tierra estaba seca, le daba agua desde un arroyo que estaba a más de un kilómetro de distancia de donde él tenía su terreno. Durante todo el verano observó cómo crecían sus ajos, y sabía que si los cuidaba bien y sus ajos eran de calidad buena, alcanzaría a venderlos a un gran precio.Cuando sus ajos estaban ya casi listos para cosecharlos, Chan Fu-Yen se empezó a preocupar mucho, y lo único en lo que pensaba era.- ¿Qué pasara si un ladrón llega a la mitad de la noche y me quita los ajos en cuanto este dormido? Todo mi esfuerzo habría sido en vano-pensaba él. Y como no quería pasar por ningún riesgo, el construyo una choza en medio de su huerto para cuidar que nadie se robarasus ajos, y todas las noche de todos los días, Chang Fu-Yen se quedaba despierto todas las noches de cada día para vigilar sus ajos. Sus ojos se empezaron a poner ojos y adelgazo mucho. Y por fin llego el final de todo su remordimiento, sus ajos ya iban a estar listos, y ya podría dormir tranquilo de que nadie le robara sus ajos.
Y Chang Fu-Yen pensó,-Mis ajos ya están seguros, ya vigile durantedías y noches, y nadie se ha acercado en todas esas noches, por fin puedo dormir tranquilo-pensó Chang Fu-Yen.
Y efectivamente, Chang Fu-Yen durmió esa noche como un ángel, después de que no había dormido en tantos días, y tantas noches. Pero cuando Chan Fu-Yen despertó, se quedó con la gran triste sorpresa de que todos sus ajos habían desaparecido, se los habían robado, no había ni una solo plantaque no hubiera sido cortada en todo su pequeño terreno. Y Chang Fu-Yen, se quedó mirando su campo vacío con mucha tristeza, y tirando lágrimas de todo el esfuerzo que había hecho en vano.
No era demasiado lo que Chang Fu-Yen pudiera hacer, no era posible encontrar a la persona que había robado sus ajos, Chang Fu-Yen pensó,-¿Cómo encontrare a la persona que me robo mis ajos?, es como encontraruna ajuga en un pajar- pensó el con mucho estrés y mucha tristeza.
Luego algo se le vino a la mente, se acordó que en la ciudad más cercana vivía un juez muy sabio, se decía que incluso era el mejor de toda la región de China. Chang Fu-Yen nunca lo había visto, y nunca había estado en la ciudad, pero no perdió el tiempo, y se vistió con su mejor vestimenta, y fue caminando desde las colinas hastallegar a la ciudad de Pekín.
Cuando Chan Fu-Yen llego al tribunal del juez, el juez se sorprendió de golpe al ver a un granjero de las colinas parado ante el en la cuidad de Pekín. Y el juez lo miro desde su asiento y le pregunto:
-¿A qué has venido a la ciudad de Pekín, cuál es tu nombre?-pregunto el juez sabio.
-Soy el granjero Chan Fu-Yen, y he venido aquí porque me han robado mis ajos quetanto esfuerzo puse para que crecieran.-dijo Chang Fu-Yen.
-¿Y porque no atrapaste al ladrón?-pregunto el juez sabio.
-Porque, su señoría, yo no me encontraba en ese lugar cuando me robaron.-dijo Chang Fu-Yen.
-¿Y porque no trajiste aquí a alguien que me pudiera describir al ladrón?-pregunto el juez sabio.
-Porque nadie lo vio su señoría.-dijo Chang Fu-Yen.
-¿Y porque no trajiste alguna pistapara poder identificar al ladón?-dijo el juez sabio.
-Porque no dejo nada su señoría, ni siquiera la mínima huella, lo único que estaba ahí, era mi choza.-dijo Chang Fu-Yen.
-Ya veo.-dijo el juez sabio muy pensativo.
Y se guardó un gran silencio por un momento.
-Chang, es poco lo que me has dicho, pero creo que te puedo ayudar a hallar al ladrón.-dijo el juez sabio muy seriamente.
Chang Fu-...
tracking img