Mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cómo es el cerebro de un sicario del narcotráfico mexicano
Permanece indiferente ante las imágenes del horror como parte de la alta sicopatía que los caracteriza, según estudios realizados por FeggyOstrosky, investigadora experta en psicología criminal.La investigadora mexicana ha realizado pruebas electrofisiológicas a criminales de alta peligrosidad, a los que muestra una serie de fotografíascon imágenes agradables, de horror y neutras y ante las cuales el cerebro normalmente debe registrar una actividad eléctrica. "Una persona supuestamente normal, genera rápidamente este componente deactividad eléctrica ante las imágenes, pero hemos visto que en sicarios no generan nada", explicó. Los sicarios "están fisiológicamente subactivados", buscan la novedad y las emociones, añadióOstrosky, al explicar que uno de los que estudió en prisión se definía a sí mismo "como bien loco" porque solía sacar chiles verdes muy picantes y se los comía de repente. La lucha de México contra elnarcotráfico ha escalado en violencia, al punto de que el país se ha acostumbrado ya a escenas aberrantes como las de cuerpos decapitados a los que se les pone la cabeza de un cerdo, y cadáveres mutilados odescuartizados. La semana pasada, cuatro policías municipales murieron calcinados en el estado de Guerrero tras ser atacados por desconocidos que utilizaron armas largas y les lanzaron granadas queincendiaron su vehículo. Cinco cabezas en pista de baile Los carteles no han escatimado esfuerzos para hacer más macabras sus acciones: sicarios de un cartel irrumpieron en un baile de sus rivales paralanzar a la pista las cabezas de cinco de sus víctimas; en otra oportunidad, abandonaron los cuerpos torturados de varias mujeres. La violencia extrema de los carteles se explica porque, entre susempleados, se cuentan ex militares mexicanos y guatemaltecos, así como pandilleros de las 'maras' (pandillas) centroamericanas. Pero, los asesinos a sueldo, subrayó Ostrosky, "no se vuelven así por...
tracking img