Mi novia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 120 (29885 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
FABIO FUSARO

Mi novia
Manual de instrucciones
Para conocer mejor a las mujeres… Para conocerte mejor. Qué hacer para no perderlas… Qué hacer para perderlas. Cómo recuperar a tu ex-novia… Cómo recuperarte de tu ex-novia. Cómo volver a sentirte bien… Cómo volver…

Seguí atentamente el orden correlativo de los capítulos cualquiera sea el momento por el que estés pasando. Si alguna premisate salió mal volvé al capítulo uno. No sirve continuar con distinta novia…

¡Bienvenido al club! 5 Más vale prevenir que curar 7 Frases prohibidas 9 Cuando voy es porque vengo y cuando vengo es porque voy 11 No les gusta lo que dicen que les gusta 13 Lágrimas de mujer 17 El silencio es salud 21 El aire de mar 25 Siempre quieren algo más 29 Atadas se vuelan 31 La fidelidad 35 No te alejes de tusamigos 39 Si vas a sacar un arma, dispará 41 El objetivo final de todas ellas 45 Siempre les pasa a los demás 47 Lo peor puede pasar 51 El enemigo puede ser cualquiera 53 La transparencia 57 Se dio vuelta la tortilla 59 Epa, te dejó 61

El corazón, el peor consejero 65 El primer paso, asumir la realidad 67 Desaparecé 69 Un encuentro inevitable 71 Consejos de mujeres 73 La lástima, el peor enemigo75 Si saben que estás muerto, estás muerto 77 Como en el truco 81 No le aflojes la pelota 85 La única jugada ganadora 87 Pero yo te quiero… 91 Esa nueva relación “Free” 93 ¡Glup! Lo hice otra vez 95 Ojo con las canciones 97 El objetivo primario 99 ¡Querete mierda! 103 Distraé tu mente 105 Tu aliado el tiempo 107 Tu amigo el dolor 109 Un clavo saca otro clavo 113 Siempre hay un final feliz 115 ¡Bienvenido al club!

Te dejó tu novia.
La única que te importa en la vida. Sentís que nunca vas a encontrar otra como ella. Es más, no te interesa encontrar otra. Todavía no lo podés creer. No sabés como hacer para seguir viviendo. El dolor es insoportable. Pensás que no puede ser que se haya olvidado de todo lo que te dijo, de todo lo que te prometió, y eso sólo ayuda a que te sientas peor.¿Imaginarla con otro? Ni hablar. No tenés ganas de comer, ni de salir, imposible concentrarse en estudiar, difícil trabajar. No podés pensar en nada que nos sea en verla, en hablarle, en convencerla, en recordarle que te ama y que la amás, y que la única manera de vivir es estar juntos. Sólo querés llamarla por teléfono o ir a buscarla, y que ella te abrace llorando y te diga que fue todo unaequivocación, que te quiere como siempre, que la perdones, que nunca más va a pasar, que no puede vivir sin vos, que estos días en los que no estuvo cerca tuyo fueron un infierno, que se la pasó llorando todo el tiempo y que las a-migas no sabían como hacer para consolarla. Y vos decirle: Sí, mi amor, a mí me pasó lo mismo, te quiero, te amo, ya está, ya pasó chiquita, no llores más. ¿Entonces quéhacés? Las vas a buscar con tus mejores ropas, recién bañado y perfumado a la salida del trabajo, o de la facultad, o del colegio. Pero, oh sorpresa, cuando la ves de lejos, antes de que ella te vea, notás que venía muy divertida riendo con unos compañeros. ¿Pero cómo, no se supone que ella también está destruida por esta ruptura? Caramba… Y acá viene lo peor. Cuando te ve… no te abraza… no llora,no te dice que no puede vivir sin vos, ni que te quiere, ni una mierda. Es ahí donde te sentís en un callejón sin salida, y el dolor se hace más intenso porque cada vez la ves más lejos.

Sentís que ya ni verte le provoca nada. ¿Y ahora? ¿Cómo sigue esto? De alguna manera tiene que seguir dado que es imposible asumir que la perdiste, porque no podrías seguir viviendo, ¿no? Como si todo estofuera poco te sorprende con alguna frase a modo de saludo como “¿A qué viniste?” o “¿Qué habíamos hablado?” Y ahí te quedás con un nudo en la garganta sin saber para dónde disparar. En realidad dispararías hacia tu sien. Entonces la mirás a los ojos, con esa mirada que tiempo atrás la hubiera derretido, pero que aparentemente hoy no le mueve un pelo y le decís: -¿Podemos hablar?- Y ella, como...
tracking img