Mitos y leyendas de p.r.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (995 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mitos y Leyendas de Puerto Rico

1- La Garita del Diablo

Con un grito de" Alerta" el centinela comenzaba la jornada militar,esto se efectuaba frecuentemente para no dormirse y atestiguar suvigilancia. Misteriosamente, durante una noche oscura, desapareció un centinela de esta garita, surgiendo así la leyenda de la "Garita del Diablo".
Los habitantes de la isla de Puerto Rico, eran muypropensos a los ataques de piratas. Por tal razón tenían que pasarse la vida vigilando. La ciudad capital estaba rodeada (aún está) por castillos y murallas . Alrededor de las murallas habían, entretrecho y trecho, unas garitas o torresitas donde los soldados hacían su guardia día y noche.

Por las noches se sentían las rondas de gritos que los centinelas gritaban para no dormirse
Entre todaslas garitas, había una, la más distante y solitaria. Estaba sobre un acantilado profundo en el extremo de la bahía. En el silencio de la noche, el ruido del mar producía un rumor como si los malosespíritus estuvieran cuchicheando.
Había un soldado al cual llamaban "Flor de Azahar". El y como el soldado Sánchez tenía la piel blanca como el azahar, le llamaban así. Esa noche le tocó a Sánchezvelar en esa garita.
Como de costumbre, los gritos de contraseña de los soldados se escuchaban de trecho en trecho. Pero, al llegar al de el soldado Sánchez, nadie contestaba. Solo se escuchaba elviento silbar y el mar con su rumor.
El miedo se apodera de sus compañeros que pasaron la noche temblando, del solo pensar, que le hubiese pasado a su compañero.
Al salir el sol, todos salieroncorriendo hacia la garita a ver qué había pasado en la garita, que se había quedado muda durante la noche. Encontraron: el fusil, la cartuchera y el uniforme del soldado Sánchez. El soldado Sánchez, habíadesaparecido sin dejar rastros.
Los soldados, que eran supersticiosos, comenzaron a decir que un demonio lo había sorprendido y se lo había llevado por los aires.
Desde ese día, a la garita del...
tracking img