Otra terapia de la depresión. cura del sentimiento de culpa.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5850 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Otra terapia de la depresión: cura o reducción del sentimiento
de culpa.

Por: Elkin Emilio Villegas Mesa. .Psicólogo-Psicoanalista. . Email:elkinvillegas@gmail.com
Las religiones, por lo menos, no han ignorado elpapel del sentimiento de culpa en la cultura. Y en
efecto sustentan la pretensión —cosa que yo no
había apreciado en otro trabajo — de redimir a .la humanidad de este sentimiento de culpa, que
ellas llaman pecado.

Sigmund Freud

Síntesis y conceptos claves

La presente elaboración hace parte de una pesquisa que comenzó, hace algunos años atrás, en otro contexto y con algunos avatares. La pregunta deinvestigación, pese a que no se encontró un desarrollo significativo al realizar el estado del arte, dio lugar a una respuesta singular (en dos libros) cuya síntesis plasmamos aquí y esperamos contribuya a seguir pensando los problemas relacionados con la finalización real de los análisis y el no menos importante asunto de la formación del psicoanalista.

La investigación parte de una afirmaciónprovocadora de Jacques–Alain Miller, se gesta y se desarrolla en un contexto universitario y se continúa en un cartel de la NEL-Medellin, espacio en el que se pudieron afinar, poco a poco, varios de los elementos que hacen parte de la respuesta al interrogante. La afirmación de Miller, en esencia, es la siguiente: “se puede decir, en tono de chiste, que el núcleo de la formación de los analistas escurarlos del sentimiento de culpa. No hay tratamiento posible con culpa” (1998, pp. 362-363).

El concepto de sentimiento de culpa, tal y como se observa hoy en el ámbito de la clínica, es un efecto de la función del Significante-Nombre-del-Padre en la época de su declinación y un factor esencial en la etiología de la depresión y otros síntomas actuales. Es también la base del lazo social. En estesentido el psicoanalista requiere, para realizar su actividad clínica, haber reducido en el curso de su propia cura los embates e imperativos de la instancia cruel. Lo anterior quiere decir que si el analista no ha reducido el componente imaginario de su culpa, obrará en su ámbito clínico desde la moral, es decir, por buena fe, buenos motivos o buenas intensiones, pero nunca desde la perspectivadel deseo y de la responsabilidad ética. Y de nada sirve, como dice Ricardo Horacio Etchegoyen, “Ser buena persona si se es mal analista. ¡Y habría que ver, todavía, qué clase de buena persona somos cuando procedemos de esta manera!” (1993, p. 482).
El sentimiento de culpa en el psicoanálisis aparece siempre ligado a otros conceptos, está en estrecha relación con conceptos tales como censura,conciencia moral, ética, responsabilidad, ideal del yo, imperativo categórico, superyó, punición, angustia, deseo, castración, moción maligna, tabú, odio, padre, etc.; y se expresa de múltiples maneras por medio de “mandatos insensatos que irrumpen sorpresivamente en el más ‘normal’ de los sujetos, compulsiones irrefrenables, coerciones inexplicables, obediencias masoquistas, rasgos de carácter...
tracking img