Patria deportista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3988 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Patria Deportista
Ariel Scher

La política y el deporte

Los orígenes

El sociólogo español José Ignacio Barbero González asevera, es decir, asegura que el nacimiento del deporte responde a la conciencia que adquirió la burguesía a lo largo del siglo XIX de la necesidad de controlar las poblaciones para asegurarse su productividad. Con su embrión político y socialfecundado en Gran Bretaña, la explosión del deporte como actividad masiva se produjo en la segunda mitad del siglo XIX y se reflejó en un veloz proceso de institucionalización abierto en 1875 con la creación de la Unión Internacional de Carreras de Yate.

La fundación del Comité Olímpico Internacional (COI) en 1894 y el renacimiento de los Juegos Olímpicos, en Atenas en 1896, simbolizaron ypotenciaron el fenómeno.

Hacer deporte y participar de las instituciones deportivas se transformó prontamente en un aspecto más, y no menor, del modo de ser y de vivir de los que mandaban.

La Argentina que alumbró en las décadas finales del siglo XIX tuvo a Gran Bretaña como referencia política y cultural múltiple.

Los unos

Julio Roca fue el primer jefe del Estado argentino que concurrió aver un encuentro de fútbol.
La formación personal de Roca es anterior a la incorporación del deporte como modo distintivo y constitutivo de las clases gobernantes.

Roca y Pellegrini iniciaron la extensa sucesión de hombres públicos de la Argentina que, hasta el presente, instalaron al deporte en algún punto de la vía que une la vida privada con la vida política. No es azaroso que el JockeyClub establezca que todos los presidentes de la República sean sus socios honorarios.

Juan Domingo Perón representó al dirigente político formado deportivamente en las instituciones militares. Él impulsó cambios políticos hacia el deporte, sistematizó el rol del Estado en esta área y no se privó de exhibir un alto protagonismo deportivo personal.

Los Otros

Con anterioridad a Roca, ya lapolítica y el deporte se mezclaban en la acción de otros notorios, Bernardino Rivadavia, nombrado primer presidente argentino en 1826, firmó en 1821, cuando era ministro de Gobierno bonaerense el decreto que prohibía jugar al pato en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires. Curiosamente, el pato después sería rotulado como el deporte nacional.

Eva Duarte también fue alguna vez a un ringside, pero concentró sus energías en los Campeonatos Infantiles Evita. Pese a que se confesó estar a favor de Banfield en la final de fútbol que este equipo perdió ante Racing en 1951, casi todos los clubes divulgaron manifestaciones de pesar cuando murió en junio de 1952. Perón, Evita y sus lazos con el deporte quedaron temporalmente clausurados desde septiembre de 1955, cuando los generales yalmirantes de la llamada Revolución Libertadora, que depusieron a Perón, se ocuparon de intervenir la AFA, el Comité Olímpico Argentino (COA) y otras entidades mientras declamaban que su propósito era desperonizar el deporte.

María Estela Martínez de Perón cuando heredó la presidencia, en 1974, atendió algunas cuestiones organizativas del Campeonato Mundial de Fútbol de 1978. Los militares que lasucedieron tras el golpe de Estado de 1976 dirigieron más atención al tema y edificaron la asociación más terrible entre política y deporte de la historia del país, cuando este certamen se disputó en el marco de una dictadura particularmente salvaje.

Raúl Alfonsín, presidente entre 1983 y 1989, creció jugando a la paleta y al ping pong y les cedió el palco de la casa de gobierno a losfutbolistas que ganaron el campeonato mundial de 1986.

Carlos Menem, deportista consecuente, cuyas prácticas de fútbol, automovilismo, básquetbol, tenis y golf, entre otros deportes, tuvieron amplia difusión desde que se hizo cargo del gobierno nacional.

Por la Patria

“El fútbol puede contribuir a que los pueblos se conozcan”, pronosticó el General Roca al periodista Juan José de Soiza Reilly,...
tracking img