Pensar los sujetos y las escuelas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2421 palabras )
  • Descarga(s) : 33
  • Publicado : 18 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carina Quintero. Estudiante de Ciencias de la Educación

Pensar los sujetos y las escuelas... posibilidad y riesgo

"... nuestra subjetividad no tiene sus anclajes en una supuesta 'naturaleza humana', sino que la constitución del sujeto hoy, sujeto que somos nosotros mismos, descansa en el a-priori histórico que nos domina"[1]"el objetivo principal en nuestros días no es descubrir lo que somos, sino rechazar lo que somos. Tenemos que imaginar y construir lo que podríamos ser."[2]

Reflexionar sobre la escuela, como institución, desde el interior de la misma y desde sus múltiples vinculaciones con otras instituciones e individuos, es siempre una tarea compleja y, seguramente, nunca solitaria; nuestrospensamientos entran en permanente diálogo con otros sujetos concretos, con nuestra interpretación de ellos y de nosotros mismos en relación con ellos.
Estar en posición de diálogo despliega en sí misma una constante conflictiva: quienes participan de él, no son realidades estáticas y objetivas de análisis, las realidades cambian momento a momento y con ellas, el modo como las experimentamos; su cambiono es solamente histórico, es también subjetivo, es decir, relativo a nosotros, a nuestro modo de vivenciarlas y de vivenciarnos en ellas.
Ahora bien, si toda reflexión es y está en relación (con otros, nosotros, sucesos, tiempos, sentimientos, lugares, palabras, etc.), entonces los sujetos que constituimos las escuelas vamos conformando, a lo largo de nuestras existencias, modos propios deinterpretación - acción, sumergidos en estas relaciones. Y, aún más, los modos de comprender la escuela se van tejiendo con los modos de comprender 'el mundo' y a nosotros en él.
Tal es así que, desde las escuela nos pensamos 'alumnos', 'mujeres', 'docentes', 'personas', 'excelentes', 'regulares', 'revoltosos', 'problemáticos', 'lentos', 'rápidos', 'abúlicos', 'púberes' etc.; experimentar cada unade estas posibilidades nos sitúa desde diferentes posiciones frente a nuevas vivencias, en la escuela y en el entorno social más amplio. Por tanto, se van constituyendo a lo largo de nuestras vidas, múltiples identidades que nos van orientando por medio de pautas sociales, hacia la asunción de comportamientos y actitudes conforme con cada una de ellas.
Probablemente acordemos en que pensar ypensarnos 'a' y 'en' nuestras vivencias cotidianas no es una actividad habitual. Podríamos entonces, preguntarnos ¿Por qué pensar? ¿Por qué pensarnos a nosotros? y ¿Por qué pensarnos a nosotros en la escuela?
El presente texto pretende ser una invitación a hacernos estas preguntas, a discutirlas, a volver a formularlas, a desecharlas, a relacionarnos con ellas, seguramente de otra manera.

¿Porqué Pensar?

Si el pensar puede ser entendido como meditar, examinar, concebir, razonar..., es claro que toda práctica sustenta en sí misma pensamiento, ya que, cualquiera sea la acción que consideremos, siempre es acción desde un modo de concebir la situación de la que se trate.
Es evidente que pensar, interpretar..., sólo es posible desde el lenguaje, las palabras. Consideremospor un momento a Mallarmé, citado por Foucault[3]:

"...¿Qué es el lenguaje? ¿Qué es un signo? Lo mudo en el mundo, en nuestros gestos, en todo el blasón enigmático de nuestras conductas, en nuestros sueños y en nuestras enfermedades, todo esto ¿Habla, cuál es su lenguaje, según cuál gramática?..."

Podemos interpretar que las palabras constituyen los gestos, las conductas, lossueños ¿Constituyen al sujeto mismo? A diario, realizamos un sin fin de acciones, casi automáticamente, o desde interpretaciones elaboradas con anterioridad, en las cuales nuestra participación ha sido ajena o relativa, y ocasionalmente principal. ¿Cuántas de esas acciones cargan en sí mismas lo efímero y enigmático del lenguaje?
Y aún cuando pretendamos 'pensar' las distintas situaciones...
tracking img