Razon, fe y sabiduria en san agustin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3198 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El proceso del conocimiento humano ha sido un problema constante a través de la historia de la humanidad. El origen del conocimiento como cuestión de fundamento, se relaciona con la razón, la experiencia y la revelación, y hoy día todavía constituye tema de discusión.

A pesar de que en la antigüedad griega no existía una teoría del conocimiento como tal, ya aparecían planteamientosepistemológicos en Parménides y Heráclito. Es con Sócrates que se manifiesta la importancia de la razón y de las ideas, las cuales Platón transformará posteriormente en idealismo e innatismo.

En tiempos del Imperio Romano, los llamados Padres de la Iglesia hicieron el esfuerzo de compilar el mensaje y la doctrina cristiana donde se origina el conocimiento del hombre, pero muchos dejaron a un ladocualquier interpretación filosófica pues pensaban que la fe cristiana y la razón eran opuestos y que la filosofía pagana distorsionaba el mensaje de Dios.1 La posición de San Agustín, el mayor representante de la literatura Patrística, es radicalmente distinta a la de sus antecesores, ya que además del profundo análisis que realiza de las Sagradas Escrituras también aporta una nueva visión delplanteamiento religioso: su deseo de aceptar otras interpretaciones del Evangelio constituyó la base de su filosofía, este encuentro entre culturas sin precedentes lo condujo a sintetizar el pensamiento teológico y filosófico de las corrientes helenísticas y latinas.

San Agustín ha ejercido una gran influencia en la mentalidad, cultura y actitud religiosa del hombre occidental. Por muchos siglos fuela figura más importante de la filosofía cristiana2, su huella se refleja en toda la Edad Media y de un modo especial en Anselmo de Canterbury, quien se apoya en el razonamiento agustiniano para formular lo que hoy día se conoce como “el argumento ontológico de la existencia de Dios”. En una de sus obras más importantes, Confesiones, considerada como la primera autobiografía en la historia de laliteratura, Agustín se transforma en protagonista de su filosofía y muestra el camino hacia la sabiduría desde el sustrato común del hombre que descubre la fe.

Para la comprensión de la propuesta agustiniana en lo concerniente al conocimiento humano y su relación con la razón y la fe, es menester hacer referencia a ciertos acontecimientos que definieron su vida y lo llevaron a establecer sumétodo.

Agustín Aurelio (354-430) nació al norte de Africa en Tagaste, hoy Argelia, en los años de la decadencia del Imperio Romano de Occidente. Hijo de Mónica, cristiana, y de Patricius, pagano. Fue educado como cristiano bajo la ferviente fe de su madre quien ejerció una gran influencia sobre él, a diferencia de su padre. En la adolescencia es enviado a estudiar retórica a la Universidad deCartago, ciudad ;donde abundaba la decadencia y en la que lleva un estilo de vida que podría considerarse pagano y licencioso, allí nace su único hijo, Adeodatus. Es en este período que comienza su travesía espiritual atraído por la lectura de la obra de Cicerón “Hortensius”, que según el propio Agustín, lo inspira en el deseo de búsqueda de la verdad,3 esto produjo en él lo que podríaconsiderarse una especie de “primera conversión”. Inspirado por la filosofía comienza su camino de búsqueda, de algún tipo de sabiduría que llene su sentido de vacío espiritual, pero no logra hallar respuesta satisfactoria en Cicerón. Debido a su crianza cristiana, trata de aplicarse a las Sagradas Escrituras, pero las mismas le parecieron muy simples y rústicas para sus refinados gustos. Estainsatisfacción favorece su acercamiento al dualismo de los Maniqueos4, en el cual permanecerá por los siguientes diez años, pues creyó encontrar en él la respuesta a sus dudas sobre la existencia del mal. En el año 383 se traslada a Roma donde la corriente escéptica y epicúrea le dejaron huella. Al siguiente año llega a Milán y escucha las prédicas del Obispo de la Ciudad, Ambrosio (declarado...
tracking img