Fe en san agustin (texto 6)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1425 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SAN AGUSTÍN: LA FE NO ES CIEGA ( TEXTO 6)
“En vano oiríamos predicar cosas verdaderas si la fe no revistiese de piedad nuestro corazón antes de que la razón crítica nos haga ver que son falsas esas ficciones que abrigamos. La razón nos avisa desde fuera, mientras la verdad nos ilumina interiormente. La fe desempeña el papel que a ella le toca, y, gracias a esa preparación, la razón subsiguienteencuentra alguna de las verdades que buscaba. Luego a la razón falsa hay que interponerle, sin duda alguna, no sólo la razón verdadera, que nos hace entender lo que creemos, sino también la fe misma que tenemos en lo que no entendemos. Mejor es creer lo que es verdadero, aunque todavía no lo veas, que pensar que ves lo verdadero cuando es falso. También la fe tiene sus ojos; por ellos ve en ciertomodo que es verdadero lo que todavía no ve, y por ellos ve con certidumbre que todavía no ve lo que cree. En cambio, quién a través de la verdadera razón comprende lo que tan sólo creía, ha de ser antepuesto a quien desea aún comprender lo que cree. Finalmente, quién ni siquiera desea entender y opina que basta creer las cosas que debemos entender, no sabe aún para qué sirve la fe, ya que la fepiadosa no quiere estar sin la esperanza y sin la caridad. El creyente debe creer lo que todavía no ve, pero esperando y amando la futura visión”. SAN AGUSTIN “Cartas 120,2.8”

COMENTARIO
Dos palabras llaman inmediatamente la atención en este texto: fe y razón ( por este orden). Este fragmento defiende una aproximación entre ambos conceptos, fundamentado uno en el creer y otro en el entender.Estamos hablando de religión y filosofía, dos maneras diferentes de interpretar el mundo con un objetivo común: la búsqueda de la verdad, que no es otra cosa, en última instancia, que conocimiento. A pesar de su brevedad, hay varias ideas que definen, interrelacionan y clasifican jerárquicamente razón y fe. Más o menos son éstas: 1- PRIMACÍA Y PRIORIDAD DE LA FE SOBRE LA RAZÓN: la fe es anterior ala “razón crítica”. Gracias a la fe: “la razón subsiguiente encuentra alguna de las verdades que buscaba”. La razón se supedita a la fe y es inferior a ella: “Mejor es creer lo que es verdadero aunque todavía no lo veas, que pensar que ves lo verdadero cuando es falso”. 2- ¿CÓMO SE DEFINE LA FE?: - con la fe no hay dudas, la fe es siempre verdadera - la fe es producto de una iluminación interior -precede y justifica la razón - la fe es autónoma y suficiente en sí misma

3- ¿CÓMO SE MANIFIESTA LA RAZÓN? - está supeditada a la fe - puede ser verdadera o falsa. Será verdadera sólo cuando corrobora las verdades de la fe ( ayuda a entender lo que creemos). La razón falsa es aquella que se desvía de la fe, aquella que es producto de: “esas ficciones que abrigamos”, “pensar que ves loverdadero cuando es falso”. - En contraposición a la fe, la razón es insuficiente e incompleta. Ahora bien, sentadas las bases de la superioridad y suficiencia de la religión sobre la filosofía, San Agustín enumera tres actitudes, tres posiciones en torno a la relación entre fe y razón: a- la actitud de “quién ni siquiera desea entender y opina que basta creer” b- aquella actitud que “ desea aúncomprender lo que cree”. ( Podríamos ver aquí un eco de Aristóteles cuando afirma, por ejemplo al comienzo de la “Metafísica”, que ”todos los hombres tienden por naturaleza al saber”). c- “quién a través de la verdadera razón comprende lo que tan sólo creía”. La postura de San Agustín es conciliadora: la fe es suficiente, pero acompañada de razón parece más satisfactoria, más placentera. Como él mismoafirma en otra parte, la fe conoce inmediatamente la verdad, pero la filosofía proporciona la felicidad de entender lo que gracias a la fe ya se sabía. La fe no necesita la razón; la desea en tanto en cuanto la religión es la filosofía verdadera. Creo que podemos afirmar que el texto representa con claridad la postura agustiniana del “creer para entender” ( priorizando la fe), pero también y después...
tracking img