Reflexion politica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3386 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reflexión política y pasión humana
en el realismo de Maquiavelo
c Rafael Braun *
Son muchos los autores que piensan que la ciencia política contemporánea
se halla en un estado de crisis. Los síntomas de la misma son varios, pero
entre ellos se destaca la falta de unanimidad que existe entre los científicos
respecto del método más apropiado para aprehender toda la riqueza contenida
en larealidad política. La polémica entablada entre las diversas posiciones
da la impresión, de a ratos, de haber conducido el problema a una impasse, y uno
termina por preguntarse si aún es posible decir algo verdadero acerca de la política
que pueda ser compartido en cuanto tal por el que habla y por el que escucha,
por quien escribe y por quien lee.
Cuando se llega a esta situación lo mejor esdar un paso atrás y retomar el
problema desde otra perspectiva. Sobre política se viene escribiendo inteligentemente
desde hace más de dos mil años, y recurrir a esta amplia tradición puede
ser fecundo en las actuales circunstancias. En la historia del pensamiento político
hay un autor que tiene el mérito de concitar permanentemente la atención tanto
del filósofo como del científico y delpolítico, porque ha hablado en una forma
que nadie ha podido igualar desde entonces. Me refiero, claro está, a Maquiavelo.
Sus opiniones merecen los juicios más encontrados y despiertan sentimientos
contradictorios, pero quien quiera hablar hoy de política no puede ignorarlo.
Mi propósito en este trabajo es analizar el alcance del “realismo” maquiavélico
y los presupuestos antropológicos que sirvende fundamento a sus célebres máximas.
79
* Doctor en Filosofía (Lovaina), Licenciado en Teología (UCA), Profesor de Teoría Moral en la Facultad de Teología
de la Universidad Católica Argentina.
Fortuna y virtud en la república democrática
No es mi intención desarrollar el tema desde la perspectiva de una historia de las
ideas, sino rescatar aquellos elementos del pensamiento de Maquiaveloque, por su
universalidad, nos permiten entablar con él un diálogo de rigurosa actualidad.
El realismo de Maquiavelo
La interpretación correcta de un autor exige el conocimiento del propósito
que lo guía al escribir. Por ello creo útil partir del célebre pasaje del capítulo XV
de El Príncipe, donde se encuentra claramente explicitada la intención que anima
a Maquiavelo:
“Conviene ahora vercómo debe conducirse un príncipe con sus súbditos o
con sus amigos. (...) Siendo mi intención escribir cosas útiles para quien las
comprenda, me ha parecido más conveniente ir directamente a la verdad
efectiva (veritá effetuale) de las cosas que a la imaginación de las mismas.
Muchos han imaginado repúblicas y principados que jamás fueron vistos ni
conocidos como verdaderos porque hay tantadistancia de la manera en que
se vive a la forma en que se debiera vivir, que aquel que deja aquello que se
hace por aquello que debería hacerse prepara más bien su ruina que su preservación.
Porque un hombre que se empeña en ser siempre bueno no puede
evitar su perdición entre tantos que no lo son. De allí que sea necesario al
príncipe que quiera sostenerse aprender a poder dejar de ser bueno,para serlo
o no serlo según la necesidad lo requiera” (El Príncipe: cap. 15).
Este texto está estructurado en torno a dos oposiciones. La primera contrapone
la percepción de la verdad efectiva de las cosas a lo que sólo existe en la imaginación,
con el objeto de afirmar la preeminencia de lo que existe en la realidad.
De la consideración de esta realidad surge la segunda oposición entre loque los
hombres hacen y lo que deberían hacer, distinción situada en el plano del comportamiento
o del obrar humano. Cuando uno imagina repúblicas o principados la tentación
es frecuente por construir el edificio político sobre la base de que los hombres
son buenos y razonables, sin advertir que esta generalización también es producto
de la imaginación. Lo que se constata en la realidad, en...
tracking img