Resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1029 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ende, Michael (1995) MOMO. Madrid: Alfaguara.

Las personas, día a día, en nuestra sociedad moderna ponen su visión y sus objetivos futuros en una vida llena de un estilo de vida que les de satisfacción material. A esto me he dado cuenta que la gente adulta le llama: “madurar”. Madurar, pienso yo, no es trabajo de dejar atrás todo lo que de niño te gustaba, como dejar de fantasear, dejar dejugar a algo, o simplemente divertirte con boberías (me refiero a situaciones chuscas). A lo cual opino que, me parece realmente nefasto que la gente se deje envolver por un papel social en el cual vales más por cuantas más cosas tienes, vales más por cuanto más gastas, pero no vales nada si tus intereses se inclinan en la pequeña, pero rica, virtud de disfrutar lentamente esos maravillosos detallesque la experiencia va regalándote, como despertar y tomarte unos minutos para tener una introspección y analizar el por qué el día de hoy será tan fantástico como ayer, y no levantarte como robot a acicalarte, no desayunar, e irte pensando que eres sumamente responsable por cumplir con tu trabajo (que seguramente aborreces), y que eso es lo que debería hacerte sentir satisfecho en primer lugar.MOMO es un cuento de fantasía que nos ayuda a reflexionar en nuestras vidas, actitudes, y en nuestra perspectiva de la vida; ¿qué es lo que realmente necesitamos en nuestras vidas para que sea mejor? Y no me refiero a un buen sistema de sonido, ni el mejor celular, nada de lo que se pueda presumir tendrá la virtud de darnos las herramientas necesarias para sentir que tenemos la felicidad ennuestras manos, desgraciadamente.
¿Cómo podemos saber si realmente hemos “perdido el tiempo” o si lo hemos aprovechado eficazmente? Tal vez una forma sencilla de saberlo sería que tan arrepentidos nos podamos sentir al respecto, aunque en lo particular no creo en el arrepentimiento, para mi, lo hecho hecho está, y no existe el “hubiera” o el “y si en vez de” procedo en mi vida con mis opciones con sumadecisión y responsabilidad, si no puedo depender de saber que lo que quiero es realmente eso, entonces puedo darme por perdido.
Agraciadamente o desgraciadamente, nuestra sociedad nos dogmatiza con el beneficio de la irresponsabilidad social, esto nos orilla a tener que actuar conforme a lo que nos rodea, y si no somos capaces de ceder en esta participación comunitaria, entonces no podemos ser“parte de”, pues quién decide lo que está “bien” o “mal” (hago hincapié en las comillas) es la sociedad misma, ¿pero que nosotros no somos esa sociedad? Nosotros como individuos tenemos el derecho de decidir lo que nos plazca, con todo el paquete de acción y reacción, eso si. ¿Los hombres grises podría ser la analogía de esta presión que la sociedad prejuiciosa nos impone como individuos? Porqueclaro, es mejor tener un grupo masivo que camine y volteé hacia el mismo lugar al mismo tiempo con una sola orden, que tener que tratar individuo por individuo, esto es más difícil y no se considera ningún beneficio.
Los hombres grises (ya subjetivamente explicado) tratan de seducirte hacia una estilo de vida que ellos imponen como “adecuado” o “correcto” pues lo correcto en esta vida es preocuparsepor los asuntos de los mayores que desde niño te enseñaron, como acabar la universidad, buscar un empleo, sentar cabeza y casarte, ya no están permitidos los juegos, las bromas o el “despilfarrar tu vida” en asuntos triviales, ya no más, ahora debes comportarte como lo que eres, un adulto responsable. Revoco, solemnemente, a esta prejuiciosa sociedad, a esta corrompida perspectiva de lo “bueno” ylo “malo” a estos hombres de gris que tratan de decidir por mi: lo que debo hacer, como debo vestir, como debo comportarme, lo que debo hablar, como lo debo decir, como debo ocupar mi tiempo, lo que me guste, lo que no, que comer, hacia dónde ir, que pensar, como excluir, y como ser intolerante a todo aquel que le replique a este dogma.
Regresando un poco al contenido de MOMO; los niños...
tracking img