Sociologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2404 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
26 Mayo 2006, 12:00 AM
Situación del acuerdo Stand-By con el FMI
JOSÉ  LUIS  ALEMÁN  S.J. Decían los romanos que aceptar la verdad equivalía a vestirse la toga viril, a ser ciudadano reconocible del “Senado y del Pueblo Romano”. En aquellos tan antiguos como actuales tiempos el ciudadano adquiría el derecho de vestir ropa distintiva como lo hacen  hoy en día profesores en ciertos actosacadémicos, pastores  y militares más frecuentemente.
Terminó, diríamos, la edad en que caían, si no bien al menos no tan mal,  modas propias de años de protesta alardosa porque la vida exigía responsabilidad respecto a la sociedad.
También caben  a los pueblos talantes contestatarios unos, contra ajustes que limitan el espacio de consumo y de libertad,  y aceptadores sobrios, otros, que tienen quecargar con las consecuencias de aquellos dichosos y bienaventurados años de cimarrona existencia. 
Los rituales Informes del Gobernador del Banco Central y de los secretarios  Técnico de la Presidencia y de Finanzas al director gerente del Fondo Monetario Internacional, ahora Rodrigo de Rato y Figaredo, acompañados casi siempre de solicitud de otorgamiento de dispensas por incumplimiento decompromisos antes concordados, son testigos de la confesión pública,  no por obligada menos meritoria, de la situación objetiva en que se encuentran  Gobierno y País.
 Por supuesto las confesiones públicas y privadas vienen acompañadas de circunstancias amortiguadoras de culpa. Así y todo son momentos de verdad. Tratemos de hallarla en la carta del 24 de abril de nuestras autoridades económicas al Gerentedel FMI sin olvidar que el Directorio del Fondo ha expresado oficialmente  su satisfacción y respondido con dispensas y  masivos desembolsos financieros de más de 660 millones de dólares.
La situación económica del país en la carta al FMI
1. En líneas generales la carta del Gobierno Dominicano presenta los buenos resultados cuantitativos logrados en lo que se refiere al crecimiento del PIB  9.3%en el 2005 y 5.5% previsible para este año; de la inflación, 7.4% y 5-7%  en los mismos años; del déficit del sector público consolidado, 3.3% del PIB y para este año 2.8%; y aumento de las reservas internacionales “muy por encima de lo previsto” y para 2006 “leve aumento”. En general los criterios cuantitativos  de desempeño establecidos en el Acuerdo Stand-By se han cumplido “con ampliaholgura”.
2. La nueva carta al FMI reconoce  que varios de los acuerdos estructurales de tipo institucional no han sido logrados y por eso solicita explícita dispensa por el incumplimiento de la eliminación del excedente presupuestario a libre disposición del Ejecutivo  que requeriría la aprobación por el Legislativo de los gastos asociados con el excedente de ingresos sobre gastos presupuestados. Tampocose lograron metas como la eliminación de atrasos de pago de deudas especialmente en el sector energético, la probación de un presupuesto “neutro” (curioso epíteto para indicar que debía contener impuestos que igualasen el monto perdido por compromisos con el CAFTA), nombramiento por el Senado de los miembros de la Junta Monetaria, negociación de memorandums de entendimiento de algunos bancoscomerciales y planes para recapitalización del Banco Central y de la deuda cuasi fiscal.
Atrasada se encuentran también varios proyectos de ley con los que se busca asegurar la reorganización de la política fiscal en enero de 2007: establecimiento de una cuenta única de tesorería para todos los ingresos del gobierno central, agencias autónomas y organismos descentralizados que permita su monitoreopor el Congreso y la ley de compras y contrataciones
Públicas.  Ciertamente la falta de aprobación de leyes presentadas al Congreso no dependen constitucionalmente del Ejecutivo, pero algunas de ellas pueden ser adoptadas administrativamente por el Ejecutivo como la cuenta única, la supresión del excedente presupuestario y, sobre todo, la licitación de obras y contratas públicas (el “Decreto...
tracking img