Teología en américa latina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1371 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Teología en América Latina
Las polémicas teológicas en las Repúblicas independientes

De 1850 a 1900

a) Características generales de la segunda mitad del siglo XIX
El tiempo que corrió entre 1850 y 1890 fue mucho más dinámico que la primera mitad del siglo y la situación política, económica y social sufrió cambios radicales a partir de 1852, fecha de la caída del dictador Juan Manuel deRosas, acontecimiento decisivo que dio lugar a la apertura del país a nuevas corrientes de comunicación tanto con el exterior como con el interior del país. Esa coyuntura se caracteriza por una explosión del periodismo de todos los géneros. Fue también la ocasión en que apareció, de un modo visible y orgánico, el pensamiento liberal que se nutrió con las corrientes filosóficas que dominaban en elviejo continente. La conjunción del romanticismo, el racionalismo y finalmente el positivismo conformaron la sociedad secular de ese período.
Si bien el romanticismo no se manifestó contrario a la Iglesia, sino como un instrumento para moldear las costumbres y la moral del pueblo, es cierto que en lo profundo de su concepción subordinaba la Iglesia al poder político y no le permitía actuar sobre lasociedad civil, reduciendo la fe religiosa al campo de la conciencia personal. No ocurrió lo mismo con el racionalismo, que tuvo una actitud más beligerante y disolvente con relación a la Iglesia, proponiendo un deísmo difuso que no tenía relación con la vida, y combatiendo el dogma, la obediencia a Roma, el papel del culto y del clero, y afirmando sólo la existencia de la libertad, una libertadque en última instancia era creadora de una sociedad anárquica, pues cada uno elaboraba racionalmente sus creencias y establecía los límites a su comportamiento.
La cultura emergente en esos decenios, especialmente en la cosmopolita Buenos Aires, fue muy receptiva al racionalismo de origen francés que tenía por maestros a Edgard Quinet y Julio Michelet, que encontraron en Francisco Bilbao sumejor divulgador en América del Sur. El periodismo pronto se contagió con algunos de los principios del ideario racionalista, entendido apenas en sus líneas generales, pero suficiente para adherirse a la idea de que la religión no va asociada a dogmas, ni iglesias institucionales, ni cultos, ni exige la obediencia a ninguna autoridad religiosa y menos si se encuentra fuera del país, porque ello impideel ejercicio de la libertad personal. Según Bilbao, como la Iglesia reunía tales cualidades, era un peligro para América, un obstáculo para la libertad y la democracia.
El racionalismo fue uno de los agentes que más contribuyeron a socavar las ideas básicas de la cultura cristiana y el liberalismo no tuvo inconveniente en incorporarlo de manera inconsciente más que voluntaria, a su raquíticoesquema de ideas generales. Romanticismo, racionalismo y luego positivismo, que en la Argentina hizo su aparición en 1870 y se apoderó del sistema educativo, crearon un ambiente nada propicio a la Iglesia, que continuó con su pastoral ordinaria heredada, sin advertir dónde se encontraban las causas de una concepción secular que comenzaba a dominar en la cultura.
Se produjo así, en forma gradual eimperceptible, la sustitución de los restos de la cultura teológica para dar lugar a un ambiente en que coincidían las viejas y nuevas corrientes de ideas, aunque estas últimas se impondrían gradualmente. Poco después se diversificarían con la aparición del evolucionismo, el naturalismo y el cientificismo, convirtiéndose en corrientes dominantes, creadoras de nuevos valores. La Universidad, con laincorporación de las ciencias y sus metodologías en los planes de enseñanza (de 1870 en adelante), favoreció un pensamiento con escasa sensibilidad por lo religioso en unos y un débil deísmo en otros. En el período que se extiende después de 1880 tuvo lugar la desaparición si no de todos, sí de la mayoría de los elementos constitutivos de la cultura teológica, dando lugar a una cultura profana....
tracking img