Un viejo que leia historias de amor(resumen cuarto capitulo)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (506 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CUARTO CAPÍTULO:
Aquí se cuenta que después de cinco días de navegación, llegaron a El Idilio. El lugar estaba cambiado. Una veintena de casas se ordenaba formando una calle frente al río.
Habíatambién un muelle de tablones que Antonio José Bolívar Proaño evitó, y navegó algunos metros más aguas abajo hasta que el agotamiento le indicó un sitio donde levantó la choza.
Tanto los colonos comolos buscadores de oro cometían toda clase de errores estúpidos en la selva. Llegaban en grupos bulliciosos portando armas suficientes para equipar a un batallón. Antonio José Bolívar Proaño se ocupabade mantenerlos a raya, en
tanto los colonos destrozaban la selva construyendo la obra maestra del hombre civilizado. El desierto, se quedó con todo el tiempo para sí mismo, y descubrió que sabíaleer al mismo tiempo que se le podrían los dientes. Muchas veces presenció la faena del doctor
Rubicundo Loachamín en sus viajes semestrales.
Cierto día, junto a las cajas de cerveza y a las bombonasde gas, el sucre desembarcó a un aburrido clérigo, con la misión de bautizar niños y terminar con los concubinatos. Tres días se quedó el fraile en El Idilio, sin encontrar a nadie dispuesto a llevarloa los caseríos de los colonos, se sentó en el muelle esperando a que el barco lo
sacara de allí. Para matar las horas de canícula sacó un viejo libro de su patrimonio e intentó leer hasta que lavoluntad del sopor fuese mayor que la suya.
El libro en las manos del cura tuvo un efecto de carnada para los ojos de Antonio José Bolívar. Era una biografía de san Francisco que revisó furtivamente,sintiendo que al hacerlo cometía una estafa deleznable.
El llamado del sucre anunció el momento de zarpar y no se atrevió a pedirle al cura que le dejase el libro. Lo que sí le dejó, a cambio, fueronmayores deseos de leer. Pasó toda la estación de las lluvias rumiando su desgracia de lector inútil, y por primera vez se sintió terriblemente solo.
Cuando las lluvias disminuyeron y la selva se...
tracking img