Derecho penal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1889 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por: Juan Pablo Gomara,
Agustín Matías Lavalle,
Raúl Vicente Zurita


a.- Control de convencionalidad.
La Convención Americana sobre Derechos Humanos integra expresamente nuestro texto constitucional desde 1994. En esa medida, siempre que se ejerza por nuestros tribunales el control de constitucionalidad también estaráncomprendidas las cláusulas convencionales en esa tarea.
Sin embargo, más allá de reconocer ello, no deja de llamar la atención una reiterada expresión utilizada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Este órgano de aplicación de la Convención con jurisdicción supranacional ha señalado que “los tribunales locales no deben limitarse a analizar si una ley es o no inconstitucional, sinoque el Poder Judicial debe ejercer una especie de “control de convencionalidad” entre las normas jurídicas internas […] y la Convención Americana”1.
Como se señaló, las cláusulas convencionales tienen jerarquía constitucional, por lo que cabría preguntarse ¿qué diferencia existe entre el control de constitucionalidad y este “control de convencionalidad” a que se refiere la Corte Interamericana?.Podría ensayarse como primera respuesta aproximativa que entre el control de convencionalidad y el control de constitucionalidad existe la misma relación que entre el control de constitucionalidad federal y el control de constitucionalidad provincial.
De este modo, así como las Superiores Tribunales de provincia se reservan la última palabra en materia constitucional local, la Corte Suprema laúltima palabra en materia constitucional federal, lo propio hace la Corte Interamericana en materia convencional, cada una respetando a la anterior al menos como marco mínimo en la concesión de derechos y garantías.
Lo señalado con carácter aproximativo, parece encontrar respaldo en lo sostenido por la propia Corte Interamericana en los casos mencionados. Allí, luego de sostener lo antestranscripto, señala que:
“El Poder Judicial debe tener en cuenta no solamente el tratado, sino también la interpretación que del mismo ha hecho la Corte Interamericana, intérprete última de la Convención”2.
Así como todos los jueces deben realizar el control de constitucionalidad no solo teniendo en cuenta el texto de la Constitución, sino tal como lo hace la Corte Suprema Federal, en virtud de serella el último intérprete, lo mismo sucede con el denominado “control de convencionalidad”, que debe ser realizado con el mismo alcance con que lo lleva acabo su máximo intérprete.
En este sentido, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ha resuelto que la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, debe servir de guía para la interpretación del Pacto de San José de CostaRica,3 y de ese modo se ha anticipado a lo que ahora la Corte Interamericana de Derechos Humanos, reclama de forma expresa a los Poderes Judiciales de los Estados.

b.- ¿Petición de parte y planteo oportuno?.
Tradicionalmente, el control de constitucionalidad federal sólo era admitido en tanto exista planteo de parte. Es decir, el órgano jurisdiccional no podía pronunciarse “de oficio” acercade la incompatibilidad de una ley o una decisión judicial con la Constitución.
Además, se exigía que el planteo constitucional sea introducido en la “primera oportunidad” con que se disponga4.
Respecto del planteo oportuno, la Corte Suprema ha sostenido en algunas oportunidades que mientras se pronuncie el Superior Tribunal de la causa conforme su propia competencia sobre la cuestiónfederal, el planteo era oportuno5. Mientras que en otros casos, aún mediando pronunciamiento del Superior Tribunal, la Corte ha rechazado el recurso por falta de oportunidad del planteo6. Si se piensa que los superiores tribunales están obligados a ejercer el control de constitucionalidad siempre que exista una cuestión federal en virtud de la doctrina de la propia Corte Suprema7, dicho control será...
tracking img