El emirato omeya de al-andalus

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1865 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 10 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los emires de la dinastía omeya de al-Andalus.

La dinastía omeya controla el imperio musulmán desde su capital, Damasco, hasta que en el 750 los abbasíes les derrocan y realizan una gran matanza entre la familia omeya y sus clientes. Uno de los supervivientes es Abd al-Rahman, quien vaga por Egipto y el Magreb hasta que se fijo en Al-Andalus como posible lugar de refugio. Al-Andalus seencontraba en ese momento en continuas disputas entre y qaysíes (una vez que la rebelión bereber había sido sofocada en el 751).

Un liberto de Abd al-Rahman, Badr, contacta con los antiguos clientes omeyas en Al-Andalus y éstos intentan que el jefe qaysí, al-Sumayl, gobernador de Zaragoza, acepte a Abd al-Rahman como emir. Al-Sumayl se niega y provoca que la clientela omeya se una a los yemeníes ysendos grupos proclamen a Abd al-Rahman emir tras vencer a sus rivales en la batalla de Musara (756). La dinastía abbasí poco puede hacer para apagar este foco de secesión (que pocos años después se extenderá por gran parte del imperio islámico) salvo tratar de promover sublevaciones.

Abd al-Rahman I (756-788)

Su primer objetivo fue el de afianzarse en su puesto tratando de poner fin a lasdiferencias entre los árabes para hacer frente a la reacción abassí. Reorganizó el ejército de mercenarios formado por bereberes y eslavos y confió el mando a personas fieles.

A lo largo de su gobierno tuvo que hacer frente a varias sublevaciones y rebeliones. Las primeras son las promovidas por Yusuf al-Fihrí, antiguo valí, y su general al-Sumayl, y continuadas por sus hijos en los años 757, 763 y785. Otras fueron promovidas por los abbasíes: en el 763, Ibn Mugith se alza en Beja y en el 777 nombran un emir para al-Andalus y tratan de atraer al gobernador de Zaragoza, Sulaymán. Éste no secunda los planes abassíes pero trata de hacer una coalición con otros gobernadores (Huesca, Barcelona) con el fin de sacudirse el yugo omeya. Pidió ayuda al rey franco Carlomagno, quien intervino en laPenínsula en el 778 aunque no pudo entrar en Zaragoza y su ejército fue derrotado por los vascones en el desfiladero de Roncesvalles. Poco después Abd al-Rahman sofocó esta rebelión pero no pudo hacer lo mismo con otras zonas pirenaicas como Gerona, Urgel y Cerdaña que pasaron a depender del reino franco.

Pero la revuelta más peligrosa estuvo protagonizada por los bereberes jarichitas, es decir,seguidores del jarichismo,que al mando de Shaqya ibn al-Wahid dominó la región situada entre las cuencas del Tajo y del Guadiana desde Santaver (en Portugal) hasta Sopetrán (Guadalajara) entre los años 766 y 776. Hubo rebeliones menores en Toledo y en Niebla.

Esta acción represiva, con el fin de unificar y fortalecer su territorio fue aprovechada por los núcleos cristianos independientes delnorte para consolidar sus posiciones, ocupar Galicia y desmantelar las guarniciones musulmanas de la Meseta norte (que habían sido abandonadas por los bereberes en el 751). Se creó así una zona “desorganizada”, que no dependía ni del emirato ni del reino asturleonés, y que hacía de amplia frontera entre ambos estados.

Abd al-Rahman I prohibió en el 760 mencionar el nombre del califa abbasí en lasoraciones del viernes y maldijo el estandarte negro que les representaba. Se ocupó de embellecer la capital, Córdoba, y comenzó la construcción de su gran mezquita.

Hisham I (788-796)

La dureza de la represión de su padre dio frutos en el reinado de Hisham I quien, aunque tuvo que hacer frente a alguna conspiración por parte de sus hermanos, no vio peligrar su autoridad en ningún momento ypudo dedicar esfuerzos a organizar el reino y combatir a los cristianos norteños. Atacó Gerona, Narbona y Carcasona y envió varias aceifas contra el reino asturiano, especialmente contra Galicia y contra Álava y al-Qila (Castilla)

Hisham puso fin a la anarquía en la administración de la justicia, pues había distintas interpretaciones, a veces opuestas, del Corán para resolver los problemas...
tracking img