El entre nosotras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (610 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un poco de inspiración, de tristeza, de nostalgia, de alegría, y un sinfín de sentimientos encontrados me llevaron a escribir este libro. Esta basado en una historia real, y es realmente aplicable ala vida de aquellos jóvenes en las que aparece “Esa Cosa” y arranca pedazo a pedazo la felicidad. A lo largo de la historia, “Esa cosa” será protagonista e ira deshaciendo al personaje principal,hasta que “El” aparece y toma el lugar que le corresponde. Saquen ustedes sus propias conclusiones de que es “Esa cosa” para ustedes, quien es “La otra” y quien es “El”. Abrí los ojos para empezar lo que,según lo previsto, habría de ser un día normal. En el sentido del tiempo y la rutina, claro! Este día no iba a ser bueno ni para mi mente ni para mi corazón, lo podía presentir. Como siempre caminede mi cama hacia el baño, pasando frente al cuarto de mi hermano menor de donde salían los alaridos que daba, con tal de no ir al colegio. El mismo baño de siempre me esperaba .Trataba de no pensar. Medetuve a ver como la espuma se colaba por el desagüe y desaparecía poco a poco. Apague la regadera, y cerré los ojos. Mientras las gotas de agua corrían por mi cara, mi mente empezaba a despertarsecon un nuevo día lleno de torturas. Me detuve frente al espejo a observarme un poco, mis ojos no creían aun el cambio que había habido desde pequeño, pero no era suficiente para mi mente perfeccionistaque quería ver unos abdominales que ella misma envidiaría.
-La hipotenusa!, conteste. El profesor aprobaría repitiendo mi respuesta y escribiéndola en el pizarrón justo antes de señalar el BobEsponja que dominaba mi camisa roja. Baje la mirada hacia el personaje, se miraba muy grande no porque la camisa haya sido así de fabrica, sino porque mis excesos de grasa abdominal obligaban a la camisa aestirarse...
Me puse loción, era la última vez que lo hacía con eso dándome vueltas en la cabeza, ya se oían los gritos de mi mama que gritaba:- A desayunar, se apuran que ya es tarde!
No era la...
tracking img