Futbol

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1174 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
REPORTAJE SOBRE FUTBOL DE LA CALLE
El fútbol de la calle les dio otra oportunidad
(Reportaje publicado en La República, diario de circulación nacional en Perú a propósito del I festival nacional)

Una historia de vida en el Callao. Menores en riesgo transformaron sus vidas gracias al “tercer tiempo” que les ofrece el fútbol callejero. Hoy ya no frecuentan pandillas y ocupan su tiempo enpracticar el juego limpio. Saben que ganan más actuando bien.

Luis Velásquez C.


Hace tiempo que a Yovanna dejó de importarle las burlas de sus amigas. Nada es más importante que su grupo de fútbol de la calle y las pichangas que arman en la única losa deportiva de Puerto Nuevo, el barrio más bravo del Callao. Ahí pasa el día, jugando y participando en aquello que todos llaman el “tercertiempo”.

Las chicas de su edad otra vez se acercan y están hablando de ella. Yovanna Guerrero levanta los hombros, se da vuelta y corre tras del balón. Las muñecas nunca fueron su pasatiempo favorito.

El “tercer tiempo” no es un momento de suplemento para seguir dándole a la pelota. Es más bien una oportunidad que tienen estos chicos para aprender valores y hablar del futuro que les espera sisucumben a las tentaciones y peligros que los rodean en Corongo, Ciudadela Chalaca, Chacarita, Puerto Nuevo o Santa Marina.

Yovanna lo sabe y siente miedo de solo imaginar lo que sería su vida si cae en manos de alguna pandilla, la prostitución o si acepta probar aquello que muchos en Puerto Nuevo consumen en la esquinas.

Adiós a las maalas juntas

Participar en el “tercer tiempo” ha convertido aYovanna y a sus compañeros de la Asociación Los Pioneros en chicos distintos. Se han alejado de las malas juntas y han decidido dedicar su tiempo libre, que es lo que les sobra a estos adolescentes, para reunirse y aprender oficios, actuación y música.

Todo esto les sirve luego para ayudar económicamente en el hogar, pues tienen esa responsabilidad mientras no regresen a la escuela a terminarlos estudios.

Pero curiosamente cuando los conocimos no era el futuro o los peligros que los rodean lo que preocupaba a Los Pioneros. Tenían otra cosa en mente: un campeonato en el que se medirían con chicos como ellos, llegados de lugares tan lejanos como Cusco, Pisco y Chimbote.

Por eso entrenaron en la cancha y fuera de ella. Querían cumplir un buen papel en el Primer Festival Nacional deFútbol de la Calle. Sabían que no bastaban los goles y por eso el “tercer tiempo” era importante. Lo comprobaron el día del campeonato. Y aunque no campeonaron, cumplieron un digno papel.

“Los Pioneros ya no decimos lisuras en la cancha, no jugamos sucio y ayudamos al rival cuando está caído o cansado”, dice Jesús Livia, delantero del equipo chalaco, quien encandiló a todos con un pegajosoreggaetón el día del festival.

“Le letra habla de un muchacho que cayó en el mundo de las drogas y luego contrajo sida por no tener control, por andar en malas juntas y vivir el momento, sin pensar. Esa es la advertencia que quiero dar”, explica Jesús, quien admite que las tentaciones están a la vuelta de la esquina en el Callao. “Pero tuve la fuerza para decir no y ahora me respetan, igual que ami hermano Ángel y mis amigos de Los Pioneros. (Las pandillas) nos miran desde lejos, nos saludan y ya no se meten con nosotros”.

Augusto Malpartida, representante Ejecutivo de la Asociación Civil Pro Niño Íntimo, entidad gestora y promotora de este evento, explica que, en efecto, los goles en un campeonato de fútbol de la calle como este no son lo más importante.

“Lo que importa es el juegolimpio. A veces gana el equipo que metió menos goles pero que se comportó mejor en la cancha”. Y eso es lo que hizo el equipo de Villa El Salvador, que se alzó con el título.

Desde lejos vengo

Los muchachos de Cusco no conocían el Callao. Habían oído que hay lugares peligrosos, pero dicen no temerles a los chicos que vienen representándolo. “Nosotros venimos a demostrar que estamos en...
tracking img