Historia de la niñez bogotana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 181 (45240 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia de la niñez bogotana
1. Epoca Premuísca
Los niños en las Hordas del Tequendama
Hace 20 mil años, con la llegada del primer ser humano al territorio de Colombia, llegó también su horda, es decir, su grupo familiar compuesto de ancianos, mujeres, otros varones y vari@s niños y niñas. Esta horda fue vagando por las extensas planicies de nuestro territorio durante muchas generaciones, unade las cuales finalmente llegó hasta el sitio conocido hoy como la vereda Pubenza en el municipio de Tocaima, en el valle del Magdalena cundinamarqués, hace 16.400 años. Y los seres que estuvieron en ese sitio dejaron abandonados en una hoguera un hueso de un megaterio, varios dientes de haplomastodonte y una punta de lanza de obsidiana que en el año 2001 fueron encontrados por los arqueólogosThomas van der Hammen y Gonzalo Correal Urrego, quienes los exhiben en el Museo Nacional de Bogotá.
En esos lejanos tiempos el planeta Tierra padecía una glaciación que se había iniciado en el año 24 mil. Y la causa de la llegada de las primeras hordas humanas al territorio de nuestro país se debe a que nuestros primeros abuelitos eran cazadores de grandes bestias del pleistoceno (Haplomastodontes,megaterios, gliptodontes) que habían huido despavoridos del frío mortal presente en Norteamérica y Centroamérica.
Para cazar estos animales gigantescos de pieles gruesas, aquellos, nuestros primeros abuelos, pulían con eficiencia las rocas muy duras para fabricar las puntas de lanzas y flechas. Estas puntas pulidas de flechas y lanzas y uno que otro diente o hueso de aquellos gigantes es loúnico que han encontrado los arqueólogos de nuestro país.
En horda vivían dos o tres varones adultos al lado de dos o tres mujeres adultas que habían logrado seducirles para que les ayudasen en las duras jornadas de cacería. La horda era liderada por las mujeres: de ellas era propiedad la horda y, si los varones vivían en ella era porque las mujeres se lo permitían. Si aquellos eran infértiles o sucapacidad para la caza y la pesca era mala, pues a pedradas les sacaban del grupo. La pareja no existía y estaba prohibida por las mismas mujeres. Nunca podía establecerse de qué varón procedían los embarazos, salvo por la herencia de señales particulares del padre.
Los varones pasaban de una horda a otra por el mero gusto de acceder a nuevas hembras, que gustosas les recibían si el recién llegadono tenía parentesco alguno con ellas. El varón solo llegaba a la cueva para buscar hembras si estas estaban solas. Si los varones se encontraban en la cueva, estos le atacaban como a enemigo. Entonces, merodeaba en el contorno a la espera de alguna que estuviese dispuesta a darle satisfacción a sus anhelos sexuales, dando regalos u ofrendas de alimentos o cosas interesantes, como collares opieles que dejaba abandonadas en su camino. Entonces, la mujer recogía el obsequio y lo llevaban al grupo de mujeres, sin que los otros hombres de su grupo supieran, para discutir si aceptaban al nuevo macho o no. Ahora, las mujeres establecían una observación del macho para establecer si era hábil y fuerte. Si lo aceptaban, la mujer volvía al lugar para recoger al varón, que a partir de aquel momentoera protegido por ellas ante los otros varones del grupo, que pronto le invitaban a vincularse a las campañas de caza y pesca. Si el varón se consideraba inadecuado por enfermo o defectuoso genéticamente, las mujeres llevaban el regalo al mismo sitio donde se les había obsequiado y procedían a alejar con insultos al interesado macho.
Para evitar que los varones se les fuesen, las mujeres de lahorda buscaban lugares solitarios alejados de otras hordas donde hubiese hembras que les atrajeran y que también competían por el alimento. Así, imperceptiblemente se fueron extendiendo en el territorio los seres humanos: fueron las mujeres quienes hostigaron para vivir en terrenos solitarios, cada vez nuevos y por conquistar.
En la horda también vivía una o dos ancianas de más de cuarenta...
tracking img