La entrevista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1831 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Entrevista

Estas fuera.

“Reestructuración”, “caída de ventas”, “baja de la actividad comercial”, son solo palabras que adornan un sucio telegrama que dice que la empresa ya no te necesita. O que tu jefe no quiere verte mas la cara, que es casi lo mismo.

Si, si, si... “ya te lo veías venir”. Después del llanto y las preguntas retóricas, después del cuidadoso (e involuntario) repaso detodos los precedentes, solo te queda elaborar tu luto. Y elaborarlo pronto, porque el tiempo pasa y la indemnización (si llegaste a cobrarla) no durará mucho.

Después, el triunfalismo... “Estuve dos años perdiendo el tiempo. Nunca tuve un futuro ahí adentro”. Esto, aunque parcialmente cierto, no deja de sacudir tu autoestima; te sientes herido. Igual que un cincuentón traumatizado porque nologra una erección decente, te repites para tí mismo, “no sé qué me pasa... Esto nunca me ocurrió antes”. Pero a diferencia de aquel, es muy probable que esta sí sea tu primera vez. Auguri! El síndrome de impotencia post-ocupacional está acechándote!

Las llamadas se suceden con un tono funesto. Amigos, colegas y parientes se acercan a ti con cara de velorio. Muchos “adelante”, “no te caigas” yotras arengas similares que no hacen sino enfrentarte más con la cruda realidad:

Estas fuera.

Entre reflexiones íntimas y verbalizadas vas poniéndote de pié, y algunos días (o semanas) después te fuerzas a creer que está superado. Ensayas las explicaciones más absurdas para los pocos conocidos que aún no se han enterado de tu despido, y te ufanas exponiéndolas ante ellos, que a la sazón, estánhartos de escucharte.

Cargado de nuevos ánimos te lanzas a la búsqueda de empleo.

Primer paso -obligado- actualizar tu currículum. Buscas la última versión en tu PC, y la cara de la foto no te convence. Habrá que escanear una mejor. Insertas el último empleo y relees y corriges la forma en que redactaste los anteriores. Luego vuelves a leerlo, y decides cambiar el encuadre y tipo de letra,porque te parece un poco demodè.

Con ingenio cinematográfico, redactas un “objetivo profesional”, porque es la moda y será bien visto. Un objetivo tan cargado de retórica como de hipocresía, porque la verdad final podría resumirse en dos palabras: NECESITO TRABAJAR. Claro, esto ni siquiera lo piensas, porque un objetivo que se precie debe incluir una considerable cantidad de infinitivos ygerundios mal conjugados que sugieran decisión, coraje, agresividad y mesura. Sobre todo, mesura.

Eufórico, como si la renovación estética de tu currículum te renovara a ti mismo por dentro, te lanzas a buscar el nuevo empleo, sin duda mejor que el que dejaste atrás... Bueno, mas bien el que te dejó atrás.

A fuerza de repetirlo, casi llegas a creer que fuiste tú quien se retiró, porque “habíasllegado a un punto muerto en tu carrera”, o bien “buscabas un nuevo desafío profesional”. Hipócrita! Qué fácil sería todo si pudieras gritar “ME ECHARON!”

Pero estás otra vez en el ruedo. Meticulosamente, revisas tu agenda en busca de todas las consultoras y selectoras con quienes has tenido algún contacto, para reflotar el vínculo. Ex jefes, ex colegas y ex amigos no quedan fuera de este rally desaludos falsos y comentarios tendenciosos, que no te convencen a ti ni mucho menos a ellos. Como un animal en celo pavoneas tu intelecto con frases ingeniosas y consejos no buscados, que torpemente insinúan “MIRÁ LO QUE TE ESTÁS PERDIENDO!”

Y por supuesto, los clasificados del domingo. Con la paciencia de un filatelista revisas el ridículo mamotreto de papel página por página, centímetro porcentímetro.

Existe una mística desarrollada en torno al Clarín y su influencia en el mercado laboral. Una mística sustentada en frases como “el aviso mas chico es el de la empresa mas grande”, “buscá en el Suple Económico que la cosa pasa por ahí”, “los clasificados son sondeos de mercado”, y varias mas. Todas tienen algo de verdad, pero resultan elípticas, generalistas. Nada es absoluto en...
tracking img