La esperanza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (977 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MONOLOGO DE LA ESPERANZA

Caminaba tranquila, inspirando hondo, espirando despacio, sintiendo cada paso como una vibración por todo mi cuerpo, como un instante más, o como un instante menos.Miraba, como siempre, para todos lados, pero sin mirar nada en realidad. Cuando pasaba por la plaza de San Felipe sí me detuve a contemplar esos árboles hermosos, ese verde césped, a oír las risas de losniños felices, simplemente a sentir esa energía tan bella.
Recorrí la plaza. Todo era una realidad casi perfecta, un micro mundo de fantasía. Entonces la vi. No logré calcular su edad, parecía azotadapor todos los tiempos, hubiese jurado que tenía al menos unos miles de años.
Tenía la piel morena, unos ojos enormes llenos de verdad y de dulzura, aunque se veían lo suficientemente tristes como paraangustiarme. Su piel tenía tantas marcas más que cualquier árbol de la plaza. Sus manos se veían destruidas de trabajar. Sus ropas estaban ajadas.
De pronto me encontré sentada a su lado, pero eracomo si su mirada lograra atravesar mi cuerpo y en realidad estuviese mirando mucho más allá. No hablaba. No sonreía. Casi no parpadeaba en su notable afán de no perder ni un segundo de su visión a nosé dónde.
Su pelo era blanco, perfectamente blanco, parecía una capa de nieve sobre sus hombros, sobre su espalda, sobre su cintura, y terminaba en una infinita trenza que chorreaba por el piso.Definitivamente esa mujer había vivido y sufrido mucho.
"Se siente bien señora?" le pregunté. Me miró, nuevamente sin mirarme y asintió con su cabeza, aunque yo sabía que mentía. De repente se me cruzópor la cabeza la posibilidad de que no fuera humana. No sé porqué. Me quedé en silencio a su lado.
Sin previo aviso sentí su helada mano sobre la mía, la que tenía apoyada en el banquito de la plaza.Levanté bruscamente la mirada, y esta vez sí me miró. Me miró y lágrimas caían de sus ojos. Me miró y su mirada perdida me dijo que no aguantaba más.
La abracé fuertemente, como si fuera mi...
tracking img