La pirateria en mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9699 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO I. ANTECEDENTES HISTORICOS
1.1 Antigüedad : Intorduccion
La obra periodística, los trabajos de actualidad son conceptos que el Derecho ha protegido y protege como creaciones del espíritu que son. El derecho de autor se extiende, aunque con algunas particularidades y límites, a la obra informativa. El periodista es, por tanto, un autor cuyo trabajo intelectual ha de ser incluido en laprotección que la legislación moderna dispensa a la propiedad intelectual.
Es por lo tanto interesante conocer de qué forma se han ido cuajando a lo largo de muchos siglos en la sociedad occidental por una parte el propio concepto de propiedad intelectual, y por ende la protección que la ley ha de dispensarle de igual manera más la concepción que la sociedad y los propios profesionales de lainformación han ido desarrollando sobre éstos como autores y de las especialidades que la ley ha ido delimitando sobre los derechos que como autores corresponden sobre sus obras,nos arrojará sin duda alguna luz de por qué las cosas son, hoy en día, como son.
1.1.1 Grecia.
Cualquier investigación sobre la producción cultural y los antecedentes del derecho de autor tiene necesariamente sus raícesen el mundo clásico. Durante toda esta fase antigua, la propiedad intelectual era secundaria , en relación a lo que podría llamarse la apropiación penal. Los textos, los libros y los discursos empezaron a tener realmente autores en la medida en que se podía ser castigado.
1.1.1.2. La propiedad intelectual y la información en la antigua Grecia
La propiedad indelectual comienza a producirse enel mundo helénico , y data este momento histórico en Atenas, en la segunda mitad del siglo V, que es cuando aparecen las primeras referencias a los libreros como comerciantes que venden sus productos en el mercado, como otros gremios de artesanos Del anonimato de la obra , hecha en la más remota antigüedad por encargo del soberano, y sobre la que no cabía por tanto mención alguna de autoría , sepasa a un sistema en el que el autor necesita que su nombre aparezca encabezando su producción, lo que le asegura fama, es decir, reconocimiento moral, y posibilidades de promoción económica. El segundo presupuesto, que también comienza a darse en Grecia, es el del paso de la obra única a la obra múltiple. Por supuesto, no puede hablarse aún de una verdadera industria editorial del mismo modo y enlos mismos términos en que lo hacemos ahora. La copia manuscrita es, en realidad, una obra única en sí misma, derivada de un original o de una copia del original.
Sólo un último dato nos permite adivinar alguna preocupación del autor para con su obra, el de la integridad y fiabilidad de la misma. Es en Grecia donde se produce el salto definitivo y crucial en la producción intelectual de lahumanidad: el paso de la expresión oral a la escrita, a la fijación de las ideas. La importancia se desplaza poco a poco del discurso, antes oral y única parte del proceso intelectual con peso específico
El comercio, la compra y la copia manuscrita aparecen en los últimos siglos de la Grecia clásica. La frontera entre copia privada y lo que podríamos llamar ediciones es ciertamente difusa en losprimeros años del Imperio romano. Parece claro, sin embargo, que, sea cual fuese el carácter de esta actividad, "el mundo antiguo no conocía los derechos de autor en el sentido actual y ninguna legislación limitaba la libertad de acción ni de editores ni de libreros. Difícilmente se puede hablar de un honorario para el escritor ,La única retribución posible era en términos de gloria, así que en todocaso podemos hablar, en cierto sentido, de un reconocimiento de los derechos morales, el de autoría en concreto. Alguna remuneración económica podía percibirse también sin embargo, a través de los concursos o de entrar a formar parte del entorno de algún señor o tirano.
La lucha por poder controlar esa parte de la producción intelectual, del derecho a la integridad de la obra, no estuvo del todo...
tracking img