Lectura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 184 (45964 palabras )
  • Descarga(s) : 17
  • Publicado : 14 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PODER DE LA ESPOSA QUE ORA

[pic]

Stormie Omartian
Descargado de http://GTM6.Blogspot.com
Material y recursos para el cristiano completamente gratis

PROLOGO

Es un chiste en nuestra casa cada vez que me refiero al número de años que Stormie y yo hemos estado casados. Yo siempre digo: “Han sido veinticinco años maravillosos para mi y veinticinco años infelices para ella”. Despuésde veinticinco años de matrimonio con Stormie, no queda ninguna fase de mi compleja personalidad que ella pueda descubrir. Me ha visto triunfante, fracasado, luchando, temeroso y deprimido y dudando de mi competencia como esposo, padre y músico y también me ha visto enojado con Dios porque Él no brinca cuando yo se lo pido. Ella ha sido testigo de milagros, mientras Dios redimía algo de lascenizas en oro. Cada paso del camino ha sido acompañado por sus oraciones y este libro ha sido escrito de sus experiencias a través de los años. Yo no puedo imaginar lo que sería mi vida sin sus oraciones por mi. Me da consuelo y seguridad y también, cumple la misión que el Señor tiene para nosotros de que oremos los unos por los otros y llevemos las cargas los unos de los otros. No se me ocurreuna forma mejor en que se pueda amar sinceramente al esposo, que levantándolo en oración con sistemática regularidad. Es un regalo que no tiene precio y que le ayuda a él a experimentar las bendiciones y gracia de Dios.

Stormie, te amo

Tu esposo cubierto en oración Michael.

EL PODER

Primero que todo permíteme aclarar que el poder de una esposa que ora no es una forma de obtenercontrol sobre su esposo ¡así que no te hagas muchas ilusiones! En realidad, es todo lo contrario. Es abandonar todo reclamo de poder en ti y descansar en el poder de Dios para transformarte a ti, a tu esposo, tus circunstancias y tu matrimonio. Este poder no se nos da para ser usado como un arma para devolver los golpes a una bestia indomable. Es un medio apacible de restauración apropiada a travésde las oraciones de una esposa que desea más hacer lo correcto que tener la razón y dar vida más que vengarse. Es una forma de invitar al poder de Dios a la vida de tu esposo, para su mayor bendición, que al fin es la tuya también.

Cuando mi esposo Michael y yo nos casamos surgieron diferencias entre nosotros, la oración definitivamente no era mi primera opción. En realidad, estaba más cercade ser el último recurso. Yo traté otros métodos primero, tales como discutir, rogar, no hacer caso, evadir, enfrentar, discutir y por supuesto, el tan conocido tratamiento del silencio, todo con mucho menos que resultados satisfactorios. Me tomó algún tiempo darme cuenta que al orar primero, estos métodos de operación no placenteros, podrían evitarse.

Para cuando leas este libro, Michael yyo tendremos más de un cuarto de siglo de casados. Esto no es menos que milagroso. Por cierto, no es un testimonio de nuestra grandeza, sino a la fidelidad de Dios para contestar oraciones. Confieso que después de todos estos años todavía estoy aprendiendo y no es algo que sucede con facilidad. A pesar de que no tengo mucha práctica de estar haciéndolo tan bien como cuando lo hacía mal, puedodecirles sin reservas que las oraciones trabajan.

En realidad, yo no aprendí cómo orar por mi esposo hasta que comencé a orar por mis hijos. A medida que obtuve respuestas profundas a la oración por ellos, decidí tratar de ser más específica y ferviente en la oración por él. Pero me di cuenta que orar por los hijos es mucho más fácil. Desde el primer momento en que ponemos nuestros ojos enellos, deseamos lo mejor para sus vidas, sin condiciones, de todo corazón, sin dudas. Pero con un esposo, a menudo no es tan simple, en especial para alguien que ha estado casada por algún tiempo. Un esposo puede herir tus sentimientos, ser desconsiderado, despreocupado, abusivo, irritante o negligente. El puede decir o hacer cosas que traspasan tu corazón como una astilla. Y cada vez que...
tracking img