Libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 159 (39631 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Vendida al jeque
Miranda Lee

Cuando la modelo australiana Charmaine donó una cena con ella como premio de una subasta benéfica no sospechaba quién sería el ganador. El príncipe Alí de Dubar seguía siendo el tipo arrogante a quien había rechazado un año antes, pero ahora no le quedaba otra opción que cenar con él... después de todo había pagado cinco millones de dólares por talprivilegio.
Pero las sorpresas no habían terminado. Charmaine se quedó de piedra cuando Alí le ofreció donar quinientos millones de dólares a la obra de caridad que ella eligiera si accedía a pasar una semana con él. Pero Alí no quería sólo su compañía, ¡también quería sus favores en la cama!
El jeque la deseaba y no le importaba
el precio que tuviera que pagar por ella…

PrólogoNO había dejado de mirarla toda la tarde. Tenía los ojos oscuros, preciosos. Unos ojos arrogantes. Presuntuosos. En cuanto fueron presentados, Charmaine supo que Su Alteza Real, el príncipe Alí de Dubar, iba a hacerle alguna insinuación antes de que acabaran las carreras.
Desde el momento en que se había hecho consciente del interés del jeque por ella, Charmaine lamentó haber aceptadoaquel trabajo. El placer de ser una de las juezas para el concurso de moda Fashion in the Field no superaba al desagrado que le producía ser perseguida por otro conocido playboy internacional más.
Hacia las cuatro de la tarde, cuando había terminado el trabajo para el que había sido contratada, se había controlado lo suficiente como para empezar a desear que llegara el momento en que su admiradorpusiera la boca donde antes había puesto los ojos, por decirlo así. No literalmente, por supuesto. La idea de que aquel hombre la besara la hizo estremecerse. Nada le producía más rechazo que los hombres excesivamente guapos y excesivamente ricos que pensaban que podían comprar a cualquier mujer que les gustara por el precio de una comida. O incluso menos.
Y aquél en concreto era guapísimo yriquísimo. El príncipe árabe y criador de caballos era uno de los hombres más atractivos que había visto en su vida. Alto y esbelto, aquel día no vestía el tradicional atuendo árabe, sino un traje gris pálido y una brillante camisa blanca que realzaba su piel morena y su pelo negro como el azabache. Su rostro era tan duro y delgado como su cuerpo; sus ojos, profundos y oscuros, y tenía una fuertenariz y una boca cruel pero muy atractiva.
No se parecía a ninguno de los jeques que Charmaine había conocido hasta entonces. Y había conocido a unos cuantos. Las supermodelos conocían a muchos de los hombres más ricos del mundo, tanto en el transcurso de su profesión como en su vida social. A los ricos y famosos les gustaba tener mujeres bellas a su lado.
Haber sido invitada a compartir elpalco privado del príncipe Alí en el hipódromo no había sorprendido a Charmaine. Y que el jeque hubiera estado pensando lo que obviamente había estado pensando respecto a ella toda la tarde tampoco la había sorprendido. Según su experiencia, los playboys millonarios árabes tenían cierta tendencia a sobrestimar su atractivo, así como a subestimar la moral de algunas mujeres occidentales. Sin duda,en la mente de aquel jeque ser modelo y ser promiscua era lo mismo.
Disfrutaría poniendo al príncipe Alí en su sitio. Su inflado ego masculino necesitaba un pinchazo, pensó mientras sentía que volvía a mirarla.
Tenía razón. Alí no apartó la vista de su ceñido vestido de seda mientras regresaba al palco, haciéndola sentir que iba mostrando al desnudo sus indudables atributos físicos. No porprimera vez, Charmaine sintió un momentáneo resentimiento por los genes que habían combinado la altura y los rasgos nórdicos de su padre con los grandes ojos azules y las femeninas curvas de su madre para producir una rubia deslumbrante que entró en el mundo de la moda a la tierna edad de dieciséis años.
Nueve años después, la precoz belleza de Charmaine había florecido. Se suponía que los...
tracking img