Literatura hispanoamericana ii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 55 (13678 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CIVILIZACIÓN Y BARBARIE

I

“Civilización y Barbarie” es una dicotomía presente a lo largo de la historia de una gran cantidad de naciones modernas, como una navaja que corta longitudinalmente el relato. Remite a una dualidad en general mal resuelta y deja un surco aún insalvable, marcado con sangre y fuego.

Bárbaros les decían los griegos a aquellos extranjeros cuyas lenguas noentendían (se burlaban de su dicción ininteligible: “bar, bar, bar”). Bárbaro ocupó desde entonces el lugar de “el otro”, el extraño, aquel a quien no puedo ni deseo conocer. No entiendo su comportamiento ni su forma de pensar y por ello representa un peligro para nosotros. Y nosotros venimos a ser los civilizados, a quienes asiste la razón.

Llegadas a un punto de su desarrollo, lascivilizaciones necesitan extenderse, buscan territorios vecinos y expulsan a los bárbaros. Lo característico de nuestra civilización moderna es que necesita al mundo entero, sin dejar rincones disponibles para “la barbarie”. Este punto de inflexión, que Carlos Marx llamó “de acumulación originaria”, fue traspuesto por medio de una violencia monumental. La mencionada “acumulación originaria” es un dispositivoque funciona como mito del origen de la modernidad, naturalizado como algo lejano y ajeno a nuestra condición actual. Pero su realidad histórica fue en definitiva la que determinó en buena medida la situación presente de desigualdades y cristalizó esa dicotomía como esencial.

Si nos referimos a nuestra literatura, encontramos dos obras fundamentales que abordan esta problemática: Facundo oCivilización y Barbarie de Domingo F. Sarmiento y Martín Fierro de José Hernández que en rigor está constituido por dos volúmenes: El gaucho Martín Fierro y La Vuelta de Martín Fierro), donde la gauchesca de Hernández actúa como respuesta a la prosa de Sarmiento, ambas de gran potencia literaria. Al observar la diferencia de estilos de escritura podemos intuir el desencuentro: una poesía que intentaresponder lateralmente a un gran ensayo, pilar y cimiento de un análisis político e historiográfico, desarrollado a partir de un abanico de recursos provistos por las, en aquel momento incipientes, ciencias sociales. Y, en efecto, si Jorge Luis Borges introdujo un texto alusivo en su emblemática obra El Aleph (“Biografía de Tadeo Isidoro Cruz”), nos encontramos frente a un fuerte indicio de que eltema genera apasionado tratamiento.

La justificación de la máxima “orden y progreso”, de origen europeo, contra el caos y el atraso representado por el indígena formó parte de la primera resolución de la dualidad en nuestras tierras. Esto incluyó la utilización de medios más bien controvertidos, sobre todo a la luz de nuestra época. Este conflicto simbólico se reactiva configurado endiversos imaginarios (por ejemplo, con el orden provisto por una dictadura, puesto en contraste con el relajamiento que permite una democracia o la irrupción de sectores plebeyos en espacios sociales que son habitualmente dominio de sectores ilustrados) y reaparece, reforzado, en tiempos de crisis. Cada imaginario parece proveer, a la vez, justificaciones simbólicas para quienes comparten el ideario deltipo de orden proporcionado por “la civilización” como para aquellos que reivindican “la barbarie” como espacio de contracultura, resistencia y protesta. Esta mutua desconfianza arrastra desde tiempos remotos la imposibilidad de síntesis de la dicotomía esencial, tal vez porque puesta en estos términos, sea insalvable.

II

El hombre siente retumbar su corazón, como si le saliera delpecho, y se ahoga en el propio jadeo. Tuvo que abandonar al caballo, compañero de tantas aventuras. Lo dejó junto a un estanque dos días atrás, ya demasiado agotado. No parece que esa libertad le fuera a durar mucho. A él tampoco.

Hace casi una semana que corre a la deriva, cansado de saltar los infinitos alambrados que se le van cruzando en su huida. Tiene las manos lastimadas y la ropa...
tracking img