Medico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5877 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Enero - Marzo 2011

Revista Peruana de Medicina Intensiva

Ventilación Mecánica
en Injuria Cerebral y Síndrome
De Distrés Respiratorio Agudo

Caso Clínico

Volumen 2 • Número 1

Conociendo la Púrpura
Trombótica
Trombocitopénica –
Síndrome Urémico
Hemolítico.

Recomendaciones
y Guías De Manejo
Para La Implementación
De Ventilación De Alta
Frecuencia Oscilatoria

Editor.Medardo Manuel Francisco
Chávez Gonzales.
mandm10pe@gmail.com

Revista Peruana de Medicina Intensiva

Editorial .................................... 3

6

Colaboradores:
Dr. Julio César Muñoz S.
Dr. Jorge Arturo Cerna B.
Dr. Jaime Augusto Flores V.

Dr. Medardo Manuel Francisco
Chávez Gonzales.
Ventilación Mecánica En Injuria
Cerebral Y Síndrome De Distrés
Respiratorio Agudo.................. 6

Enero - Marzo 2011

Dr. Luis E. Esteves Lecaros.
Revista Peruana de Medicina Intensiva

Caso Clínico............................ 18
Por: Dr. Manuel Enrique Contardo
Zambrano.
Dr. José Wilbur Portugal Sánchez.
Ventilación Mecánica
en Injuria Cerebral y Síndrome
De Distrés Respiratorio Agudo

Recomendaciones Y Guías De

Caso Clínico

Manejo Para La ImplementaciónFrecuencia Oscilatoria ........... 28
Dra. Flor Ramos Azañedo.

18

28

2 Intensivismo

Recomendaciones
y Guías De Manejo

Volumen 2 • Número 1

De Ventilación De Alta

Conociendo la Púrpura
Trombótica
Trombocitopénica –
Síndrome Urémico
Hemolítico.

Para La Implementación
De Ventilación De Alta
Frecuencia Oscilatoria

EDITORIAL

–¡H

ola!
¡Qué milagro tantemprano! ¡Parece
que algunos están ansiosos de
empezar la guardia!Lo miró con coqueto disimulo y
mientras sonreía apretó la tablilla
contra su pecho mientras fingía
suspirar.
–¡Hola a todos! –Contestó también
risueño pero algo ruborizado.
Todavía no se acostumbraba a las
bromas del personal a pesar de que
eran frecuentes para él. Parecía ser
que por alguna razón que no llegó a
descubrirnunca, era proclive a
generar esa especie de confianza
zalamera a veces extrema en el
género femenino. No había sido así
cuando estudiante. Fue recién
durante su internado que descubrió
esa virtud escondida. Al principio
se sintió sorprendido, después, qué
duda cabe le sacó partido, pero
nunca se pudo sacudir de esa
timidez intrínseca que lejos de
disminuir sus posibilidades parecía
darleese toque de inocencia que
despertaba la ternura de las
indecisas.
Ahora de Residente le añadía a sus
precedentes la relevancia de su
cargo, “Jefe de Residentes”, y a
veces exageraba en darse cierto
aire de solemnidad con el que
establecía una distancia respetuosa
con los demás, especialmente con
los “otros” Residentes. Se sentía
algo así como el dueño del hospital.
Era el que decidía ovirtualmente
decidía quién hacía qué, cuándo,
cómo y dónde. Porque valgan
verdades, los hospitales se mueven
de acuerdo a la calidad y al ritmo
que le imprimen sus Residentes.
Los que están por debajo de ellos
siempre estarán dispuestos a
obedecerlos porque saben que un
buen Residente y un Residente
contento es un gran maestro y los
que están por encima estarán de
acuerdo en apoyarlosporque les
alivian casi al 100% la carga de

trabajo. Si un Residente es “malo”
los de abajo se prometen que en su
momento serán de los mejores que
se han conocido nunca, y los de
arriba, los Asistentes, siempre
entonarán el ya clásico estribillo:
“Los de mi época sí que éramos
buenos Residentes”.
Y hoy había llegado bastante
temprano, pero no por su gusto. Le
tocó uno de esosmicrobuses que
tenían su último paradero en las
afueras de Lima y que abrevió su
recorrido acelerando a ultranza. No
era para menos, al día siguiente se
amenazaba con un nuevo paro
armado y ya con anterioridad
muchos transportistas habían
sufrido las consecuencias de haber
trabajado hasta tarde en la víspera.
Lo mejor era encerrarse y esperar.
Aquél que quedara en medio de la
vía perdía de...
tracking img