Modernidad-posmodernidad, un debate actual - osmar gonzales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3534 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Inicio | Acerca de la OEI | Cooperación | Formación | Publicaciones | Contactar



Modernidad-Posmodernidad, un debate actual - Osmar Gonzales

Compartir en facebook

Según un gran diversidad de autores, se puede observar cómo los símbolos de la modernidad y las orientaciones reflexivas vigentes han encontrado sus límites explicativos en la propia realidad, y han terminado siendoparte de las contradicciones y tensiones en las que transcurre la vida social. Ante la necesidad de asumir nuevos desafíos teóricos, muchos intelectuales realizaron un esfuerzo por despojar al pensamiento posmoderno del carácter superficial y pragmático con el que ha sido usualmente evaluado. Así, la posmodernidad alumbra algunas zonas que la racionalidad había descartado como parte del binomioprogreso/riesgo de las sociedades y de los individuos. En un mundo fragmentado como el actual, la experiencia derivada tiende a la diversidad y al pluralismo, aunque no necesariamente a la tolerancia. El “sentir” a la otredad como riesgo implica que las pasiones son partes indisolubles de las reflexiones que se realizan sobre el mundo.

Otro aspecto que muestra la discusión sobre la posmodernidad esque la globalización de las instituciones y de los sistemas comunicacionales electrónicos introduce una transformación del espacio y tiempo que impacta de manera decisiva en las formas de experimentar la vida personal y sociocultural. El efecto es, según Baudrillard, una implosión de todos los límites, el desdibujamiento de las distinciones (pasado-presente, apariencia-realidad, entre otras).Desentrañar el sentido de la posmodernidad abre paso a otra forma de comprender los cambios ocurridos en el sistema-mundo, en las sociedades nacionales y en los sujetos.

Tomando a la globalidad como horizonte reflexivo (Beck 1998), podemos aproximarnos a entender la manera ambivalente como se ha recibido la posmodernidad en América Latina. Su recepción se sitúa en tres momentos, relacionados conlas ciencias sociales: el primero, la década de los ochenta del siglo XX, la etapa del rechazo; el segundo, la década de los noventa, cuando los acontecimientos político-sociales en distintos países del continente llevan la reflexión y el análisis a esquemas interpretativos propios del pensamiento posfundamento; y el momento actual, en el que la posmodernidad como explicación ya ha cobradolegitimidad en el debate intelectual.

Algunos opositores a la posmodernidad, antes que reflexionarlo lo han considerado como la comparsa ideológica del neoliberalismo económico, y como el sustento del conservadurismo autoritario. Esta postura fue la dominante en la primera fase —principios de los ochenta— cuando en distintas naciones de la región la profunda crisis económica había activado una serie demovilizaciones políticas y sociales con un signo claramente emancipatorio de las bases de los relatos del iluminismo: Justicia, Libertad, Progreso. Sin embargo, considero que hay un principio que mantiene toda su vigencia, y quizás más que antes, me refiero al concepto de Fraternidad. Como ha advertido Norberto Bobbio, falta una teorización cabal sobre el tema, pues abundan las reflexiones sobrela Libertad y la Igualdad, pero escasean sobre la Fraternidad. Me parece que desde ella se abre una puerta para entender justamente la diversidad humana, y la posibilidad de pensar en una nueva vida en común.

Pareciera que esta reacción en diversos sectores de la intelligentsia latinoamericana correspondía a la disociación existente entre modernidad ilustrada y modernización salvaje. Elresultado, se pensaba, es que América Latina —en su singularidad— no había completado el ciclo de desarrollo del proyecto/relato de la modernidad y, en esa medida, no podía encontrarse inmersa en una fase distinta del desarrollo sociocultural del mundo. Esta forma de bordar alrededor del pensamiento posfundamento no solo derivaba de la historia concreta de la región, sino también de la pérdida de...
tracking img