Ser humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7859 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El lugar de encuentro de los Católicos en la red www.es.catholic.net

Ser
Autor: German Sanchez Griese SER. Ser en la sociedad líquida. Es curioso leer algunos manuales de filosofía antropológica de hace apenas unos cuantos años. La mayor parte de ellos da por descontado el hecho de que el hombre en algún momento de la vida se interroga sobre su propia existencia. “Los interrogantes sobre elsignificado del hombre irrumpen en nuestra existencia y se imponen sin lugar a duda. No es el hombre el que se plantea el problema: es el mismo hombre el problema, y su existencia es problemática. La filosofía del hombre no inventa los problemas del hombre, los encuentra, los examina críticamente e intenta darles una respuesta.”1 Parecería que fuera obligatorio que el hombre se tuviera que hacer lapregunta sobre el por qué de su existencia. “El hombre es el único animal que se pregunta sobre sí mismo. No lo hacen los perros, los gatos, los caballos, los pájaros, etc. Él se interroga sobre su propia existencia, sobre su origen, sobre el sentido de la propia vida, sobre su futuro después de la muerte”.2 Hoy constatamos sin embargo un fenómeno muy distinto, el hombre de hoy se ha olvidado dehacerse esas preguntas. O si se las hace, se las quita cuanto antes de la cabeza,porque tiene otras cosas más importantes que hacer o que pensar. Esta es precisamente la crisis más profunda de nuestros tiempos. Que siendo la existencia del hombre, su ser, la pregunta más importante que debe hacerse, o la cosa más importante en la que debe trabajar, se deja llevar por otras cosas, en aparienciaurgentes y necesarias, pero que no le dan respuesta sobre el sentido de su existencia. Y nadie escapa de esta crisis que se está convirtiendo en plaga. Los adolescentes y jóvenes que frente a las preguntas sobre el sentido de su existencia no responden más que con argumentos económicos o sociales (tener un buen negocio, una fuente de vida, casarme), dan una respuesta superficial al sentido de suexistencia. Los matrimonios jóvenes sólo responden quizás sumariamente dejándose llevar por los problemas financieros que los agobian. Los adultos ya avanzados en edad parecen que han resuelto desde hace mucho tiempo esta pregunta y quien se acerca al final de sus días no le preocupa en absoluto o muy poco responder a lo que pronto dejará de ser un enigma. De esta manera el hombre no vive, sino que sedeja vivir. No es, sino que se contenta con existir. Con pasar más o menos bien unos años de existencia, para luego dejar su lugar a otro. Ya lo expresó de alguna manera el poeta Calderón de la Barca: ¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra una ficción, y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son. Y de esa manera la historia delhombre, de todo hombre, la tuya propia, puede desarrollarse en la nada, jaloneada por un vivir que no es vivir, sino simplemente existir. Y no hay nada más dramático que llegar al final de la vida, sin haber vivido, sino solamente haber existido, tirado por algunos acontecimientos, algunos buenos, algunos malos, pero que no han resuelto la pregunta fundamental de tu vida. Antes de comenzar adesarrollar este primer capítulo, es necesario que nos preguntemos sobre los distintos niveles de existencia. Si estamos hablando del problema de la existencia, del ser, es necesario entender que existen distintas formas de existir. No es lo mismo la existencia de una piedra, de un árbol, de un cóndor o de un hombre. Tenemos que diferenciar los distintos grados de existencia para ubicar bien en dónde seencuentra, en qué grado de existencia podemos catalogar la existencia del hombre. Parte del problema es que el hombre actual no logra diferenciar su propia existencia de la de un caballo o una rosa. Y no nos riamos. Es verdad y lo veremos en este capítulo. El aspecto más dramático de nuestros días no consiste precisamente en que el hombre no conoce el verdadero significado de su existencia, sino...
tracking img