Texto ii erikson, erick-“identidad juventud y crisis” página 116 a121

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2372 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
6
ADULTEZ
MÁS ALLÁ DELA IDENTIDAD
La primera de dichas forman es la crisis de la intimidad. Tan sólo cuando la formación de identidad está bien encauzada es cuando resulta posible auténtica intimidad —que es, en realidad, un contrapunto, así como una fusión de identidades—. La intimidad sexual es tan sajo parte de lo que queremos señalar como «intimidad», ya que es evidente que las intimidadessexuales preceden con frecuencia a la capacidad para desarrollar una auténtica y mutua intimidad psicosocial con otra persona, ya se trate de amistad, de encuentros eróticos o de inspiración conjunta. El joven que no está seguro de su identidad, elude tímidamente la identidad interpersonal o se lanza a actos de intimidad que son «promiscuos», sin auténtica fusión o auténtico autoabandono.Cuando un joven no establece tales relaciones íntimas con otros —y deseo añadir que con sus propios recursos íntimos— a finales de la adolescencia o principios de la edad adulta, puede establecer relaciono; interpersonales altamente estereotipadas y llegar a adquirir un pro- fundo sentimiento de aislamiento. Si los tiempos favorecen un género impersonal de pauta interpersonal, un sujeto puede avanzarlejos, muy lejos, en la vida y, sin embargo, albergar un grave problema de carácter, doblemente doloroso debido a que jamás se sentirá auténticamente a sí mismo, aun cuando todo el mundo diga que es «alguien». -
La contrapartida de la intimidad es el distanciamiento: la disposición a rechazar, aislar y, si es necesario, destruir a aquellas fuerzas y personas cuya esencia le parece peligrosa a unomismo: Así, la consecuencia permanente de la necesidad de distanciamiento es la disposición a fortificar el propio territorio de intimidad y solidaridad y considerar a todos los que están fuera del mismo con una fanática «hipervaloración de pequeñas diferencias» entre lo familiar y lo extraño: Tales prejuicios pueden ser utilizados y explotados en política y en la guerra y asegurar el lealautosacrificio y la disposición a matar de los mis fuertes y los mejores. Un residuo de peligro adolescente puede encontrarse cuando relaciones íntimas, competitivas y combativas son experimentadas con respecto a las mismas personas, Mas cuando se van delineando gradualmente los sectores de la responsabilidad adulta, cuando el encuentro competitivo, la vinculación erótica y la despiadada hostilidad sevan diferenciando entre sí, se convierten eventual- mente en objeto de aquel sentido ético distintivo del adulto y que llega a predominar sobre la convicción ideológica del adolescente y el modismo de la infancia. A Freud le preguntaron en cierta ocasión qué es lo que pensaba que una persona normal debía ser capaz de hacer bien. El que le interrogaba esperaba probablemente una complicada y«profunda» respuesta. Pero Freud dijo sencillamente: «Lieben und arbeiten» («amar y trabajar»). Vale la pena meditar esta sencilla fórmula, ya que es más profunda de lo que parece. Pues cuando Freud dice «amar», se refiere a la generosidad de la intimidad tanto como al amor genital; cuando dice «amar y trabajar» alude a una productividad laboral general que no preocupe al individuo hasta tal punto que puedaperder su derecho o su capacidad para ser una persona sexual y amorosa.
El psicoanálisis ha destacado a la genitalidad como una de las condiciones del desarrolló de una plena madurez. La genitalidad consiste en la capacidad para desarrollar potencia orgásmica, que es algo más que la descarga de productos sexuales en el sentido de los outlets de Kinsey. Combina la madurez de una íntimareciprocidad sexual con una plena sensibilidad genital y una capacidad para la descarga de tensión por parte de todo el cuerpo. Esto es un modo más bien concreto de afirmar algo acerca de un proceso que en realidad no está aún bien comprendido. Más la experiencia acerca del mutuo clímax orgásmico proporciona claramente un supremo ejemplo de la regulación mutua de complicadas pautas y, en cierto modo,...
tracking img