Transición a la democrácia en paraguay

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1682 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Patología de la Debilidad Popular:
¿Transición o continuidad en Paraguay?.

Jubilo en Asunción. Así lo describió el periodista paraguayo Hugo Ruiz, en especial para la edición del 13 de febrero del 89 de la revista colombiana Semana[1]. El defenestrado artificio social en que se había convertido paraguay durante 34 años gracias a la longeva dictadura del general Stroessner había por finsucumbido ante lo que, a primera vista, parecía el prefacio de un proceso de recomposición social. Que llegase a convertirse en verdad, es ese otro asunto. La poca eficacia en relación al uso de mecanismos coyunturales para propiciar el cambio político presentada por parte del pueblo paraguayo, desde las masas populares hasta las organizaciones representativas pertenecientes al disenso, es uno de losejes fundamentales para comprender la relación causal de una estructura socio-política predominantemente continuista. A continuación se presenta entonces una muy breve línea argumentativa hacia lo que seria la debilidad de la sociedad paraguaya como factor esencial en el proceso de transición y consolidación democrática y sus mas inmediatas repercusiones.

Una peculiaridad de nuestro caso deestudio es una historia en la que el autoritarismo marca la pauta. Gracias a esto, en paraguay la estructura social ha sufrido un fuerte traumatismo con secuelas que aun en la historia reciente son fácilmente perceptibles. La idea de una sociedad cautiva a su estado[2] viene a afianzarse con 34 años de constante instigación propiciada por un régimen absorto de tiranía y despotismo. A eso agregamosprecarios, incluso inexistentes precedentes de apertura democrática. El ejercicio sufragante del único periodo presuntamente democrático de la seudo republica liberal consolidado inmediatamente después de la guerra de la triple alianza era algo absolutamente baladí si tenemos en cuenta que en los aproximadamente 60 años de hegemonía liberal solo en 1 caso las elecciones fueron competidasi. Hablar delo acaecido en adelante es incongruente, pues ni la “disposición aperturista” de Higinio Morinigo, incentivada por las dinámicas de la posguerra a mediados de la década del 40 y cuyo resultado es risibleii, ni mucho menos las 7 sucesivas reelecciones del presidente-general Stroessner, pueden ser vistas como antecedente democrático. De ello deviene el hecho de que en paraguay la democracia no fuerestaurada, fue la fundación de algo nuevo[3]. Los regimenes dictatoriales serian la base fundamental de la estructura política paraguaya hasta la transición. Su principal reducto: El surgimiento de una sociedad disciplinada, poco participativa y hasta con tintes de pusilanimidad.

Ahora bien, el proceso de apertura desde el inicio tuvo agudos visos de continuidad. Incluso la comunidadinternacional mostró un considerable grado de renuencia en el proceso desatado[4]: el General Rodríguez Pedotti, uno de los personajes centrales del régimen de Stroessner, no se constituía como la figura mas idónea para liderar el proceso de democratización; sus antecedentes de practicas clientelistas y agudos nexos con el narcotráfico eran tan solo una evidencia de ello. Por otro lado, las dinámicas dereforma fueron en un inicio precarias y poco transparentes; Martíni lo presenta como un cambio en las reglas de juego mas allá de un replanteamiento en la estructura predominante, esto es, por un lado, la base paradigmática del provisional gobierno de Rodríguez Pedotti, en la que la inclusión y el derecho a la participación del resto del espectro político paraguayo se hacia imperante, pero sinnecesariamente afectar la hegemónica alianza gobierno – coloradismo – Fuerzas Militares, sino mas bien proyectando una renovación propiciada fundamentalmente como respuesta a una coyuntura especificaiii. “la dignificacion de las fuerzas armadas y la recomposición del coloradismo” ò “modernidad, libertades publicas y democracia”, hacían parte de las estrategias discursivas de Rodríguez en las que la...
tracking img