Tres ensayos para una teoria sexual.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 49 (12036 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
FREUD, S. “OBRAS COMPLETAS” – Tomo VII Tres ensayos de teoría sexual” – Punto II Amorrortu Editores 5ª reimpresión - Buenos Aires - 1993
         

II. La sexualidad infantil  
 

EL  DESCUIDO  DE  LO  INFANTIL.  Forma  parte  de  la  opinión  popular  acerca  de  la  pulsión  sexual  la afirmación de que ella falta en la infancia y sólo despierta en el período de la vida llamado pubertad. No  es  este  un  error  cualquiera:  tiene  graves  consecuencias,  pues  es  el  principal  culpable  de  nuestra  presente  ignorancia  acerca  de  las  bases  de  la  vida  sexual.  Un  estudio  a  fondo  de  las  manifestaciones  sexuales  de  la  infancia nos  revelaría  probablemente  los  rasgos  esenciales  de  la  pulsión  sexual,  dejaría traslucir su desarrollo y mostraría que está compuesta por diversas fuentes.   Cosa  notable:  los  autores  que  se  han  ocupado  de  explicar  las  propiedades  y  reacciones  del  individuo  adulto prestaron atención mucho mayor a la prehistoria constituida por la vida de los antepasados (vale  decir, atribuyeron una influencia mucho más grande a la herencia) que a la otra prehistoria, la que se presenta ya en la existencia individual: la infancia. Yeso que, según debería suponer se, la influencia de  este período de la vida es más fácil de comprender, y tendría títulos para ser considerada antes que la  de la herencia. (1) Es cierto que en la bibliografía hallamos ocasionales noticias acerca de una práctica  sexual  temprana  en  niños  pequeños,  acerca  de  erecciones,  de  la  masturbación  y  aun  de  acciones  parecidas  al  coito.  Pero  se  las menciona  siempre  como  procesos  excepcionales,  como  curiosidades  o  como  horrorosos  ejemplos  de  temprana  corrupción.  Que  yo  sepa,  ningún  autor  ha  reconocido  con  claridad  que  la  existencia  de  una  pulsión  sexual  en  la  infancia  posee  el  carácter  de  una  ley.  Y  en  los escritos, ya numerosos, acerca del desarrollo del niño, casi siempre se omite tratar el desarrollo sexual.  (2)    AMNESIA  INFANTIL.  La  razón  de  este  asombroso  descuido  la  busco,  en  parte,  en  los  reparos  convencionales  de  los  autores  a  consecuencia  de  su  propia  educación,  y  en  parte  en  un  fenómeno  psíquico  que  hasta  ahora  .se  ha  sustraído  de  toda  explicación.  Aludo  a  la  peculiar  amnesia  que  en  la mayoría de los seres humanos (¡no en todos!) cubre los primeros años de su infancia, hasta el sexto o el  octavo  año  de  vida.  Hasta  ahora  no  se  nos  ha  ocurrido  asombramos  frente  al  hecho  de  esa  amnesia;  pero  tendríamos  buenas  razones  para  ello.  En  efecto,  se  nos  informa  que  en  esos  años,  de  los  que  después  no  conservamos  en  la  memoria  sino  unos  jirones  incomprensibles,  reaccionábamos  con  vivacidad  frente  a  las impresiones,  sabíamos  exteriorizar  dolor  y  alegría  de  una  manera  humana,  mostrábamos amor, celos y otras pasiones que nos agitaban entonces con violencia, y aun pronunciába‐ mos  frases  que  los  adultos  registraron  como  buenas  pruebas  de  penetración  y  de  una  incipiente  capacidad  de  juicio.  Y  una  vez  adultos,  nada  de  eso  sabemos  por  nosotros  mismos.  ¿Por  qué nuestra  memoria  quedó  tan  retrasada  respecto  de  nuestras  otras  actividades  anímicas?  Máxime  cuando  tenemos fundamento para creer que en ningún otro período de la vida la capacidad de reproducción y  de recepción es mayor, justamente, que en los años de la infancia. (3)  Por  otro  lado,  tenemos  que  suponer  ‐  o  podemos  convencernos  de  ello  merced  a  la  indagación psicológica de otras personas ‐ que esas mismas impresiones que hemos olvidado dejaron, no obstante,  las  más  profundas  huellas  en  nuestra  vida  anímica  y  pasaron  a  ser  determinantes  para  todo  nuestro  desarrollo  posterior.  No  puede  tratarse,  pues,  de  una  desaparición  real  de  las  impresiones  infantiles, ...
tracking img