Coaching

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1919 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El mundo emotivo y el mundo del lenguaje

Este artículo está basado en las notas que tomó Silvia Guarnieri en una presentación de Julio Olalla en la Escuela Europea de Coaching.

Las personas nos movemos en tres niveles que están en constante interrelación y búsqueda de coherencia: el lenguaje, el cuerpo y las emociones.

Es común que tengamos momentos de lucidez a nivel del lenguaje, enlos que alcanzamos nuevas e interesantes interpretaciones para solucionar nuestras dificultades. Para que se produzca la transformación personal con nuevas acciones es preciso que el cambio alcance no sólo el lenguaje, sino también una coherencia entre el cuerpo y la emoción, que de no existir nos devolvería al lugar de partida.
Para entender este fenómeno es importante saber a nivel fisiológicoque ha ocurrido. Sabemos que el cerebro humano se compone de tres zonas:

* El cerebro reptil, que procesa las funciones básicas 

* El cerebro límbico que se encarga del mundo emotivo. 

* El neocortex, el más reciente que es en donde reside la capacidad de razonar y el lenguaje. 

Hemos sido seres emotivos mucho antes de haber tenido la capacidad de razonar. En este mundo emocional, quehemos reemplazado con la razón y el lenguaje, se encuentra una gran sabiduría. 

¿Dónde se conecta el mundo emocional con el lenguaje? 

Existe un fenómeno que la ciencia ha comenzado a mirar que es el siguiente: si dos personas están en una conversación, puede ocurrir que el vibrar emocional de una se encuentre con el de la otra, produciéndose lo que se llama una resonancia límbica. Cuando estoocurre el sentido de lo que queremos decir se multiplica, porque va más allá de lo dicho. 

Las acciones que los grandes líderes logran realizar tienen que ver con esta capacidad de resonar con el colectivo al cuál se dirigen, asimismo, para que el coaching se produzca ha de darse también esta resonancia. 
En la resonancia límbica hay un instante en el que sentimos que empezamos a funcionar alunísono y es entonces cuando la fisiología empieza a ser afectada por la emoción, produciendo la regulación límbica.

Un ejemplo podría ser lo que ocurre con los ciclos menstruales de las mujeres que viven juntas, que al cabo de un tiempo comienzan a ser coetáneos. 

También podemos observar que una madre que amamanta a su niño y si éste enferma, la calidad y composición de su leche setransforma para hacerse cargo de la enfermedad del niño. 
El tema emocional es más que mis sentimientos por un lado y los tuyos por otro, no hay que analizarlo individualmente sino que se trata de espacios de encuentro. Gran parte de lo que sucede en una conversación tiene que ver con el espacio emocional que se crea, cuando nos encontramos con el coachee en esta danza estamos diciendo mucho más que loque decimos con las palabras.

En el dominio emocional encontramos dos fenómenos: 

La emoción y los estados de ánimo.

La emoción puede ser interpretada como un cambio en la pre-disposición para la acción: tenemos “a mano” otras acciones diferentes que sin las nuevas circunstancias que dispararon ese cambio, no hubieran sido posibles. 

En cambio en el estado anímico, tendemos a recurrira un estado emocional pre-determinado, histórico, que nos acompaña desde largo tiempo y que las circunstancias no logran provocan ningún cambio. 
Cada emoción tiene su sabiduría, cada una es guardiana de un espacio del ser, cada una cumple con su rol y, cada una nos dispone a actuar diferente. |

Un ejemplo de lo comentado anteriormente es que cuando hablamos de Coaching Organizacional y notenemos la capacidad de observar el estado de ánimo del equipo nos estamos perdiendo algo importante para su desarrollo y aprendizaje. Si están por ejemplo en la resignación será necesario cambiar ese estado para que puedan conseguir acciones diferentes.

Algunos de nosotros hemos perdido la flexibilidad emocional: la rabia es una emoción que es indispensable para la existencia, sin embargo, si...
tracking img