Educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (925 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
* Venustiano Carranza: represor de los obreros
By Francisco Martín Moreno  
¿Quién no lo conoce? ¿Quién no ha visto su estatua ecuestre en el centro de una glorieta, o su imagen retratada en algúnmural, o su fotografía en las portadas de los libros de texto, o en las monografías, con la Constitución de 1917 en una mano y con la otra dispensando bienes a la clase trabajadora? No obstante (y muya pesar del artículo 123, orgullo de nuestra Carta Magna, timbre de “modernidad” del México del siglo XX y al que el Varón de Cuatro Ciénagas se opuso en su momento,) Carranza fue un represor de laclase trabajadora organizada.

En 1916, los trabajadores mexicanos decidieron protestar en contra de las medidas tomadas por el gobierno constitucionalista: el nuevo papel moneda —los famososbilimbiques— carecían de efectivo poder de compra y, aunque todos estaban obligados a usarlo, la inflación –calculada en un trescientos por ciento- condenaba a los trabajadores a la miseria más absoluta.Cada general carrancista tenía autorización de emitir papel moneda en su respectiva zona militar, lo cual provocó un desquiciamiento económico sin precedentes. Así, como resultado de esta pésima medidaeconómica, los obreros mexicanos no sólo colocaron las banderas rojinegras en muchas empresas, sino que también exigieron al gobierno una moneda fuerte que les permitiera adquirir sus satisfactores sinser derrotados por la feroz e incontenible escalada de precios. Después de todo los obreros habían hecho a Carranza el caro favor de combatir a los campesinos apenas un año antes, en 1915, comorecuerda José Revueltas (El proletariado sin cabeza, México, 1962, p.147)

Progresivamente Carranza fue tomando medidas en contra de los obreros. Mandó desalojar del Palacio de los Azulejos, las oficinasde la Casa del Obrero Mundial que allí se ubicaban clausurándola al efecto. Mandó asimismo censurar y hasta cancelar los periódicos obreristas El Ariete y Acción, y ordenó al general Benjamín Hill...
tracking img