Educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1999 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Educar es inventar Jo que no hay

Ettanislao lWelo V· Seminario Internacional deEducación

La invención es una tarea pretenciosa. Pretencioso es también el oficio mismo del inventor. Personaje habitualmente asociado al exotismo, raro ejemplar al que se suele emparentar con la figura del gran inventor, el creador, el que está por allí, según dicen, en el cielo. Invención y creación son enalgún punto vecinas. Es cierto que se distancian cuando se trata de crear sobre lo existente, inventar sobre lo ya sabido o crear desde la nada, inventar lo que aún noha sido inventado. Sospecho que ambas tareas bordean siempre la arrogancia, la megalomanía, la desmesura. Una de las vetas, tanto de la invención como de la creación, es la que nos reenvía al reino de la mitomanía o de la exageración. Uncreador. ¿Quién es un creador? ¿Quién uninventor? Dificil deresponder. El que crea una buena sopa, como diría Gombrowicz, ¿es un creador? El que por ejemplo inventa historias, aún de las minúsculas, es al mismo tiempo un noble personaje y un farsante. Habria que tener el valor de preguntarse: ¿qué clase de personaje es, en todo caso, el que no inventa historias? No lo sé. Lo que sí sé, o lo quesupongo saber, esque es ahí donde la pedagogía toma su lugar. O es ahí, arrinconada por la nobleza y la farsa, que la pedagogía toma su lugar. Toma su lugar entre lasartes delo desproporciooado. Porque ¿cómo explicar la exagerada vinculación entre el triángulo rectángulo y, por ejemplo, la ciudadanía? ¿Dónde es que saca valor un experto en currículum para decír que de un ese sale un ciudadano?Quiero decir, ¿cómo explicar con suficiencia, sin temor y sin vergüenza la promesa educativa que reza lo siguiente: lo que se enseña, lo que se da, afecta algo de la transformación del ser de las personas? ¿eómo entender a la señorita Ema, cómo entender en realidad al pedagógioo y eréctil dedo móvil de la señorita Erna, cuando afirmaba: Antelo, usted tiene que estudiar el sujeto y el predicado, yo sépor qué se lo digo, porque de esa manera usted va a ser alguien en la vida? Sólo lo entienden, lo entendemos, o, para ser honestos, lo entendíamos, los iniciados en este curioso y magnifico desatino de educar. Yo le doy un triángulo rectángulo y usted será alguien en la vida. Hay que estar un poco loco para creer semejante cosa y por suerte, tal corno veo, somos bastantes. Un educador, en tantoinventor, es aquel que, contra todos los datos escéptioos en su contra persiste en su invento. Porque mas que de la invención laeducación trata deunos inventos, siempre quizás ya inventados. Por mencionar sólo algunos: Yole doy un polinomio y usted va a ser un ser biopsícosocial Le doy una hipotenusa y usted va a ser un ser crítioo y comprometido. Ledoy una superficie del círculo y usted va a ser unbuen demócrata. Le doy un Peloponeso y usted va a ser un muchacho de trabajo. Esto es lo que me decía una inventora, quiero decír, una maestra, pocos días atrás, casi al comienzo del ciclo inventivo. Me decía la maestra, que al entrar al aula, escuchó corno un niño, algo parecido a un niño, le decía a otro de su especie, lo siguiente: A esta vieja le danos cinco dias y si no la fajamos. Esto medecía la maestra en su auspicioso debut. Un encanto. ¿Y entonces? Entonces, la siempre debutante maestra mecuenta, en vivo y en directo, lo que es casi redundante: me cuenta que está viva, que pasó el plazo, que lleva más de cinco días. Pero me cuenta más. Me cuenta que el niño, el algo parecido a un niño, ladetiene en unpasillo, y la increpa, esta vez, de frente: Ydígame una rosa, usted, ¿para quéquiere que yo aprenda? Esta es, al menos para mí, una pregunta pedagógica que se puede vincular sín prisa a otra famosa: ¿QUé quiere el otro de mí? Porque el niño que pregunta, pregunta sin saber qué, por qué, para qué el otro quiere algo de él, para él. Lo que no es poco. Que unos quieran algo de losotros, no es poca cosa.

El asunto es que cuando la maestra me cuenta, cuando me cuenta cómo...
tracking img