Exclusión

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5508 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Athenea Digital - 12(1): 159-168 (marzo 2012) -ENSAYOS-

ISSN: 1578-8946

El espacio público y el derecho a excluir The public space and the right to exclude
Verónica Urzúa Bastida
Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) verzuba@gmail.com

Resumen
Este texto plantea que la noción de “espacio público”, tal y como se utiliza actualmente, legitima, a la vez quefundamenta, lo que podría llamarse el derecho a excluir, que no es algo que en sí mismo pase por la ley, pero sí por la cultura. Para plantearlo, se desarrollarán tres ideas: la comodidad, la de planeación y el orden cívico, presentes en dicha noción.

Abstract
This paper raises that the notion of “public space”, as is currently used, legitimize, at the same time is the base of what might becalled the right to exclude. This is not happening by law, but culture. To argue this, there will develop three ideas: comfort, planning and civic order, presents in the above mentioned notion.

Palabras clave: Espacio público; Comodidad; Orden; Keywords: Public space; Comfort; Order; Right to Derecho a excluir exclude

Introducción
En los libros y las conferencias de los académicos, en lasnotas periodísticas, en las iniciativas de las organizaciones civiles, en los discursos de las autoridades, y en los programas y proyectos de sus planificadores, siempre que se habla del “espacio público” se reclama su desaparición y se apela entonces a la necesidad de recuperarlo: se menciona su importancia como lugar de encuentro y convivencia ciudadana, como espacio que nos pertenece a todos, comoescenario para la hechura de la identidad social, ámbito de pluralidad democrática, indicador de la calidad de vida urbana, y en fin, y un poco, aunque a contracorriente, como dominio en el que debe verse ejecutado aquello que Henri Lefebvre llamó El derecho a la ciudad (1968/1969), y que hoy ya es parte del sistema internacional de Derechos Humanos. No obstante, entre tanta insistencia, aparecealgo opuesto a lo que se menciona, algo que no se dice pero está presente en la vida de las ciudades y en la propia noción de “espacio público”, al menos en su uso más actual; a saber: que el espacio público, antes que un concepto para agrupar y entender los distintos lugares de los que se compone la ciudad, antes que una categoría en la que caben todos los eventos de la vida urbana, y antesincluso que un espacio concreto y real, ha venido funcionando como una especie de ideología (Delgado y Malet, 2007), cuando no de mercancía, a razón de la cual se presenta como correcto y necesario un proyecto de ciudad, y se legitiman por adelantado una serie de estrategias que, a veces con las mejores intenciones y otras no tanto, sirven para excluir del “espacio público” todo aquello que resulteajeno y por lo tanto problemático para el modelo que se busca realizar. El presente trabajo pretende revisar brevemente tres de estas estrategias. Parte del supuesto de que, por un lado, no se tratan de estrategias que adopten el carácter abierto y represivo de la prohibición, sino más bien la forma sutil de las ideas que se dan por ciertas y por legítimas; y por el otro, que estas ideas

159

Elespacio público y el derecho a excluir

son producto de la cultura moderna, es decir, capitalista, o sea, de aquella que vive y da forma a nuestras ciudades desde hace cuando menos dos siglos.

Paréntesis a modo de discusión
El libro de Lefebvre que apareció en el primer párrafo de este trabajo, y cuyo título, es cierto, se ha convertido en una suerte de eslogan entre los enterados(Mitchell, 2002, p. 17), es interesante aquí al menos por dos razones. La primera: porque se editó por primera vez en 1968, justo en el contexto de la primavera de Praga y el mayo francés, y de jóvenes inconformes con una sociedad que producía muchas mercancías y muy poco sentido, y del conflicto, buenamente moderno, entre la ciudad de los urbanistas y la vida de la gente. Pues bien, contra esta...
tracking img