Problemas familiares

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1484 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA INGRATITUD DE LOS HIJOS Y LOS LAZOS DE FAMILIA

En la clase de mundo en el que vivimos, es muy normal que sean con nosotros ingratos, igual que nosotros los somos también.
Cuando estamos viviendo como hijos, en la mayoría de las veces, resultamos ser hijos ingratos, egoístas, rebeldes y perezosos. Pero no olvidemos que traer un hijo a la Tierra, es un compromiso hecho antes dereencarnar, con todo lo que eso conlleva.
Depende mucho de la educación que a nuestros hijos demos. Porque ante Dios seremos los padres vistos como irresponsables, egoístas e indiferentes, al no darles a nuestros hijos los valores morales que son tan necesarios en los días actuales. Para que nos quieran y obedezcan, entra el juego del chantaje emocional o la ignorancia; veamos esto. Para quenuestros hijos no nos causen problemas lo solucionamos con darle todos los caprichos: el niño estará contento y dará menos problemas. Para que nos quieran, idem de lo mismo; el niño abre la boca exigiendo algo, y automáticamente, es satisfecho su capricho, y así nos aseguramos de que nos “quieren”, tonto engaño, porque nuestros hijos no nos van a querer más por darles más caprichos.
Por esasrazones y más que hay, no enseñamos a nuestros hijos a ser agradecidos, no sólo con nosotros, sino con los demás. Es de bien nacido ser agradecido, dice el refrán.
La ingratitud es uno de los hijos del egoísmo, que tiene muchos hijos. Cuando desencarnamos, seguimos siendo los mismos, pero nuestra conducta, tarde más o menos, se nos presentará con total lucidez, y será la conciencia la que noscause dolor y arrepentimiento, por habernos comportados indiferentes a las Leyes de Dios; como padres o hijos ingratos. Cuando veamos el sufrimiento que causamos a nuestros padres, dejándoles en una Residencia de ancianos, en contra de su voluntad, porque no hay espacio para él en nuestra casa, porque no queremos más cargas de las que tenemos y muchas más razones, lloraremos lágrimas muy amargas deremordimientos, por nuestra falta de caridad y gratitud hacia aquellos que nos dieron la vida y todo lo que pudieron. Aquellos que estuvieron a nuestro lado, las noches en que no podíamos dormir por estar enfermos, por tener pesadillas, etc. Sólo cuando tengamos suficiente lucidez nos daremos cuenta de lo torpes y egoístas que fuimos con los seres que más nos quisieron, y al tiempo, comprenderemosque tendremos que prepararnos para reencarnar con un programa de educación.
No olvidemos que, entre nuestros hijos o familiares, están a nuestro lado algunos de los enemigos del pasado, que muchos no llegaron a superar su odio y sed de venganza, y los podemos ver abandonando a sus hijos, o los hijos a los padres, al punto de causarles sufrimientos y la muerte. Sólo si aceptamos lasexplicaciones de la Doctrina, podremos comprender porqué suceden estas cosas. El egoísmo y la maldad están en nuestro espíritu, que somos realmente nosotros mismos, y las imperfecciones nos acompañarán todo el tiempo, hasta que digamos ¡basta! A partir de ahí, nos quedará un camino muy largo que recorrer, y entonces viviremos experiencias iguales o parecidas a las que provocamos a nuestros padres yfamiliares. No olvidemos lo que Jesús nos advirtió: “con la vara que midáis seréis medidos.” Es una de las mayores verdades y realidades de nuestra Doctrina. Nadie escapa a la justicia de la Ley de Causa y Efecto.
A veces tenemos que pasar mucho tiempo en la Espiritualidad; sea en el Umbral o en otras zonas, para que comprendamos la realidad de nuestros errores; nuestra ingratitud y otrasimperfecciones, para desear ser ayudados, y cuando ya no podemos más con el peso de la conciencia, Dios como el mejor Padre, nos mandará a sus Mensajeros a rescatarnos y empezará nuestro recorrido de aprendizaje, de adaptación, de lucidez para que juzguemos nosotros mismos la dimensión de los errores cometidos. Faltarles a unos padres, ser ingratos con ellos, como si fuesen muebles viejos que ya no sirven y...
tracking img